viernes, 31 de diciembre de 2010

RECUENTO DEL 2010


Ha sido un año de mucha sabiduría adquirida. Las deudas aunque son terribles ya se pueden manejar, incluso el estrés que conlleva esa terrible cruz. Aun así, hay que hacer de tripas corazón porque la vida sigue y si me detengo a desmoronarme o me encierro en una depresión infantil o trauma puber o peor aún, evadirme; se me jode el futuro. Hay una frase que siempre me gusta recordar en momentos así. Es de la película Seabiscuit y lo dice muy claro Jeff Bridges. ADVIERTO: Esto frase vale más que 9 libros de Paulo Coelho, filosofías budistas y drogas psicotrópicos.....: Y dice así: Todos perdemos a veces y uno, o vuelve a casa o sigue luchando.

Es complicado asimilarlo porque no se entiende como se pueden dejar a un lado sentimientos humanos como impotencia, frustración, desesperación, ira y odio. Y no es que se renuncie a su propia humanidad lo que pasa es que se cambian cosas inservibles por otras que son funcionales digamos: paciencia, solidaridad, fortaleza y sacrificio. Dejar de pensar en uno mismo y tener presente a los demás. Sip, también la compasión y el entendimiento. Y no es que se convierta uno en un insensible en el proceso. Lo que pasa es que la edad de mártir ya me pasó, y solo queda crecer y madurar. La inocencia no muere, se convierte en FE. Por lo menos a mí me ha servido.

Los procesos judiciales terminaron. Y parece que el futuro empieza a partir de este 2011. Tengo planificado vivir mucho tiempo. Así que tengo varias opciones profesionales e intelectuales y por primera vez, voy a pensar en qué quiero para mi vida y eso es emocionante. Tengo ganas de seguir aprendiendo y vivir. El 2011 promete y se presenta un crisol de opciones. Tengo la impresión que cualquier camino que tome la vida me sonreirá más. Todo se resolverá pronto. Y esto relajos familiares será cosa del pasado.

Gracias por lo que tengo, por los amigos y por la salud. Lo otro se resolverá pronto y mejor. Ya verán. Es una promesa realista que me hago, pero esto no se podrá hacer sin ayuda. La Fe mueve montañas. Muy cierto. Salud y FELIZ AÑO 2011.

lunes, 27 de diciembre de 2010

TELEPHANTASM: EL RETORNO DE SOUNDGARDEN


La compilación salió el pasado 28 de septiembre y en una semana alcanzó el millón de copias. La versión Deluxe contiene dos discos canciones lados B y versiones en vivo de éxitos. También incluye un DVD la videografía de la banda incluso algunos que fueron censurados.

Telephantasm pretende ser un behind the scene de una carrera titánica iniciada en la segunda mitad de la década de los ochentas y que terminó "necesariamente" en 1997. En palabras del guitarrista Kim Thayil Telephantasm significa: Tele es a la distancia viene de lejos. Phantasm (fantasma) es una ilusión o podría ser un fantasma; es un tìtulo apropiado para una banda que ha estado inactiva por 13 años, explica.

La banda realizó dos presentaciones en el show de Conan O´Brien el 9 de noviembre al mismo tiempo que lanzó el video de Black Rain, primer sencillo promocional del disco. Fue grabado en las sesiones del disco Badmotorfinger de 1991 pero no fue incluida por errores en arreglos y problemas con la letra. Chris Cornell volvió a escuchar la canción al momento de juntar el material para Telephantasm y le pareció muy fácil hacer las correcciones para revivir la canción. Black Rain es parte del Video Juego Guitar Hero: Warriors of Rock y está nominada para los grammys por mejor interpretación de rock alternativo.

Les dejo las presentaciones en el programa de Conan y el video original... disfruten. Aquí es donde se admira la potencia de la voz de Chris Cornell. Thayil y Shepperd siguen siendo poderosos músicos. Como si no se hubieran separado. (Lo siento por Pearl Jam porque pierde a Matt Cameron. Espero que siga tocando y grabando con ellos). Bienvenidos.

BLACK RAIN EN CONAN O'BRIEN



HUNTED DOWN



BLACK RAIN VIDEO OFICIAL

viernes, 24 de diciembre de 2010

CENA DE NAVIDAD (Relato)


Era poco más de las 7 de la noche cuando doña Rosa apagaba la estufa y llamaba a comer a sus hijos. Los tres hermanos veían la película Scrooged en el canal Request que pasaba los últimos estrenos de Hollywood. La madre los llamaba insistentemente: -¡A coooomeeeeer!. Apagaron la televisión y camino a la mesa mientras se repetían los diálogos de la película mientras reían. Pasaron por la sala donde el arbolito con sus luces titilantes les saludaba al pasar junto con el fulgor que emanaba del nacimiento les sacaba una sonrisa. Al llegar al comedor, la mesa tenía un mantel con una pascua estampada y las hojas repartidas alrededor. La frase de Feliz Navidad en el centro. Un par de candelas verde y roja estaban prendidas. Cuatro individuales con platos especiales para estas fiestas. Doña Rosa puso los últimos dos tamales en la mesa y regresó corriendo por los limones y el pan. Todos se sentaron a la mesa a degustar de la cena navideña. -Me faltó el ponche- dijo la señora. -Voy por él mamita-, dijo el mayor. -Qué ricos los tamales madre-, decían. ¿Hay más verdad?. -Sí mijito chulo, hay más-, respondía contenta.

Todos quedaron callados cuando la puerta del zaguán se abría. Oyeron la caída de unas llaves y luego el somatón de la puerta. Los tres hermanos hicieron cada uno su gesto de desapruebo. -A la puta-, susurró el mayor. Se recordó de aquella navidad cuando su papá entró borracho y estrelló la cara con el filo de la radiola. Tuvo que pasar esa navidad en el Hospital San Juan de Dios mientras le cosían 8 puntos en el pómulo.
El segundo puso su mano en la frente y la recorría con sus dedos. Recordó aquella vez que su papá se lo llevó cuando tenía 6 años a una cantina. Doña Rosa recorrió los antros de mala muerte que conocía hasta que pro fin, y a las tres de la mañana encontró al borracho dándose a golpes con otros de sus amigos bebedores mientras que en la banca de una esquina su hijo dormía mientras temblaba del frío. La madre aún contaba como fue aquel abrazo de alivio cuando el infante la vio. -Tengo hambre mamita llevame a la casa, por favor-, decía mientras lloraba inconsolable.

Doña Rosa se paró con aquel rostro patibulario. Abrió la puerta y dejó entrar a su marido cuyo aspecto indigente hizo que su entrada a la casa fuera el de un triunfo. El vaho de tres días de furia alcohólica se esparció por toda la casa como plaga medieval. La tensión creció. El hombre dió dos pasos y contempló la hermosa escena de una familia reunida disfrutando de la comida en la víspera de la navidad. Parpadeó tres veces y erutó, se dio la vuelta y caminó a su cuarto no sin antes meter un pie en el nacimiento. Destruyó una laguna que el hijo más pequeño había construído con un pedazo de vidrio. Todos los patos, gallinas becerros y pastores volaron por la sala como si hubiera caído una bomba atómica en aquella Belén ornamental.

El mayor se levantó de la mesa y se dirigió al teléfono. Marcó el número de don Julio González el doctor de la casa de rehabilitación "Hospital San Dionisio" que se ubicaba en la zona 3. La voz del hermano mayor se escuchaba entre uno que otro cuete, petardo o mortero que explotaba en la calle previo a las 12. -Hola Don Julio, aquí le saluda Guillermo. -¿Qué tal uste, cómo está? Feliz Navidad, respondió. En la mesa los dos hermanos pudieron escuchar los deseos de Don Julio.
-Para contarle que llegamos mañana con mi papá. - Si hombre como no, no tenga pena. Yo estoy de turno y aquí los esperamos. No se pueden pasar las fiestas tranquilas verdá uste?, Cómo jode la gente-, le dijo como consuelo. -Mañana véngase y para año nuevo lo tenémos curado, no tenga pena. -Gracias, contestó Guillermo y colgó. Regresó a la mesa y le dijo a su mamá: -Ya mamá, ya está arreglado. -Terminemos de comer, contestó doña Rosa.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

HEAT: A 15 AÑOS DEL INMORTAL DRAMA POLICIAL


Neil (Robert De Niro) entra al banco con mirada curiosa. De fondo un ritmo de dos tiempos por segundo que elevan la tensión. Michael Mann, director, nos muestra los pasos de Neil un ladrón profesional. Sabemos que se trama algo porque tiene un audífono puesto.

Close up a los ojos. Neil revisa, sereno, es otra caminata rutinaria. Chris Shirheldis (Kilmer) aparece viendo al suelo. Neil entra al lobby del banco. Mann hace el recorrido de toda la sala. Chris inspecciona. Todo bien. Michael (Slick) Cheritto (Tom Sizemore), se pone en posición; espera la señal. Ve al policía detrás de él y sonríe a un cuentahabiente, el muy descarado. Neil se pone la máscara, Cheritto, lo mismo. Shirheldis pone su portafolio en una mesa y rompe al primer policía. Cheritto se deshace del suyo. Neil desenfunda su ametraladora y dicta ordenes. El griterío de la gente empieza. Amarran a los policías. Con el banco bajo control, Neil advierte: "No queremos herir a nadie, su ahorros están protegidos por el gobierno no van a perder ni un céntimo. Piensen en sus familias. No se arriesguen". El primer "gallito", el gerente del banco -¿quién no le quiere romper la cara a uno de estos figurines?- sufre la desobediencia por parte de McCauley al negarse a darle la llave de la bóveda. "Siéntate y dejalo sangrar" ordena. Chris entra a la bóveda, saca un bolsón y se apodera de un fardo de dinero, rompe la bolsa de plástico para que el dinero se disperse. Neil tiene su botín. Y sale. Le da una bolsa a Cheritto. En el cuartel policial un pobre oficial entra a la oficina de robos y narcóticos y avisa al todos los que llevan el caso de McCauley que un asalto se lleva a cabo. Cheritto se saca la máscara y se peina sale del banco. En el auto y punto de llegar, los policías avisan de la localización de los asaltantes y como va el robo. Cheritto entra al auto y se ríe. Celebra tocando la espalda de Don Breedan, (Dennis Haysbert). Luego sale Neil. Ya están saliendo. Hanna ordena precauciones. Se estaciona y se aproxima con su ametralladora. Todos los policías toman sus posiciones. Neil entra al auto. Chris es el último en llegar. Ve a los policías y desenfunda. Asi empieza la ruidosa y emocionante secuencia de acción policial más impactante jamás filmada.

Gracias al brillante guión escrito por Michael Mann la película es un enorme panorama humano sobre dos bandos, tanto el bueno como el malo cuyo deseo es sobrevivir la vida. Por un lado tenemos a Vincent Hanna (Al Pacino en su feroz versión) cuyo tercer matrimonio se diluye en el inodoro gracias a una vida dedicada a perseguir bandas delincuenciales. Tiene una familia con Justine Hanna (Diane Venora) y su hijastra Lauren (Natalie Portman). Hanna empieza la cacería de Neil luego de un asalto a un camión blindado. Le fascina la planeación y lo minucioso del robo. Le emociona el reto de atraparlo. Por el otro lado, Neil es un ladrón profesional, cuyo equipo se deshace emocionalmente pero son unos profesionales en lo que hacen.

"I'm proud of you"

Mann nos muestra cada uno de los retratos de cada personaje. Es tal su logro que con un par de líneas ya sabemos la vida que cada uno tuvo que escoger. El caso más conmovedor sin duda es el Breedan, un delincuente de color que con tal de renunciar a su pasado y rehacer su vida con su novia obtiene un empleo como cocinero, luego de serlo en la prisión, y el jefe del restaurante le ordena que limpie los baños y saque la basura. Al hacer todo esto, su novia le dice: "Estoy orgulloso se tí". Breedan ríe y con ojos a punto de lágrimas le pregunta "¿Por qué estás orgulloso de mí?". "Vámonos a casa", le contesta ella. Una escena que dice millones de cosas y te rompe como espectador.

El encuentro entre Hanna y McCauley en un restaurante es un hito en el cine. Solo la escena entre Pacino y Brando en el Padrino I tiene tal impacto emocional. Ésta, en Heat, podría ser la segunda. Ninguno de los dos se deja intimidar. Si por un momento despertamos y nos damos cuenta que son actores (los mejores actores de su generación), ambos son simplemente duros y magistrales. Vamos otra vez a los diálogos en dos o tres líneas. Se sabe de dónde viene cada uno; su ética, su visión de la vida, su filosofía. Hanna justifica sus acciones con una sonrisa al final. Neil aunque evasivo cierra sus oraciones con una mirada de 9 milímetros. "No te encariñes de algo que no puedas abandonar en 30 segundos si sientes a la poli cerca. Si estás encima de mi y te tienes que mover cuando yo me muevo, - Y lanza el comentario venenoso como para desbaratar la profesión de gendarme- ¿Quién puede conservar un matrimonio así?". Interesante observación -responde Hanna y luego desvaloriza el juicio-, ¿Qué eres un monje". El juego de ping pong entre ambos es una lección de actuación. Ambos se escuchan, se retan se ningunean , se odian. Simplemente genial. Los dos se sonríen a labios fruncidos, sin mostrar dientes. Se admiran. Es para hacer un ensayo.

Dramas familiares

Tanto policías como la banda tienen sus vidas fuera de sus profesiones. Celebran van a comer en familia, se compran regalos, etc. Todos se conocen. Es para llevárselos a todos al Club La Montaña y luego a jugar a policías y bandidos. Todos los personajes son entrañables, sufrimos con ellos, nos invitan a sus casas, los conocemos y simpatizamos con sus causas. Incluso Waingro (Kevin Gage) y Roger Van Zant (William Fitchner) son de los personajes más detestables junto con Hugh Benny (Heny Rollins) nos atraen como fuerzas que no están al alcance de nuestras manos y rompen con la rivalidad entre Hanna y McCauley. La suerte de Trejo también afecta y duele, al igual que el gesto de la novia de Breedan cuando se entera del final de su novio que un par de noches atrás le dijo que estaba orgulloso de él, o incluso el abrazo de consuelo de Hanna a la madre de la niña prostituta que Waingro le rompe la cabeza a puñetazos, o el gesto de abandono de Eady (Anne Brenneman) cuando Neil se va. Y qué decir de la actuación implosiva de Jon Voigth, parco, puntual; práctico. En suma la película afecta emocionalmente y se queda rondando en la cabeza por 15 años y se quedará por mucho tiempo. Dosis de adrenalina con dolor medular.

Michael Mann venía de series ochenteras como Miami Vice y la precuela Dragón Rojo del Silencio de los Inocentes. Filmó El último de los Mohicanos pero fue HEAT la que lo ubicó entre los realizadores y directores más importantes del urbe. El informante, otra joya, lo encumbraría. Después llegó Alí.

A 15 años de HEAT la seguímos viendo, impávidos, al borde del asiento esperando una resolución alterna, maravillándonos por las actuaciones y celebramos el cine de acción y el drama humano.

martes, 7 de diciembre de 2010

Un corazón de madera (Relato)


Vi un corazón, lo vi. Era pequeño, como de madera y de color oro. ¿Le dí un abrazo a Sofía? –se preguntó-. La mañana interrumpió lo mejor. El sol de septiembre avisaba en la persiana que eran las 7:30 y es justo el momento para levantarse. Se arregló para irse a trabajar. Sofía trabaja en el mismo recinto solo que en diferente departamento. Siempre se veían en las escaleras, en la cocina o a veces, se cruzaban en los pasillos.

Ella siempre le tenía preparada una sonrisa que él a veces no sabía ni qué hacer. Los mensajes por Facebook, correos, chateos, mensajitos por celular, siempre fueron los instrumentos de comunicación que elevaba la complicidad. Cuando salían, intercambiaban risas, opiniones, sentimientos, libros, películas y a veces hablaban de enfermedades, sueños torcidos y alguno que otro fetiche que se les ocurriera. A veces, Diego no entendía qué diablos decía Sofía. Ella era inteligente, académica, con grandes honores, viajada y vivida. Eso le llamaba mucho la atención pese a que lo intimidara porque Diego era: “un patojo de su casa”. Había pasado muchas crisis, enfermedades y líos legales con su familia. Para lo que menos tenía tiempo era para involucrarse con alguien, aunque a veces le atacara la soledad. Su antigua novia lo dejó por esa inestabilidad familiar. Él se quedó solo. Se convirtió en un erizo. Y mujeres nunca le faltaron pero se sentía como un inválido; “mercadería dañada” es la expresión que oyó.

La insistencia de Sofía a tomar una taza de café a algún lado, le ganó, a pesar que no se sentía listo. Igual le llamaba la atención que una mujer tan exitosa se acercara con algo más que una simple amistad. Ya sabía que Sofía había preguntado por él varias veces a amigos mutuos y le confesó a una amiga cercana a Diego, sin saberlo ella, su interés por él. Tantos clavos, tantas barreras impuestas que bloquean felicidad. Además teníamuy presente esa famosa frase de No querer con desgano.

La atención hacia Diego en los meses subsiguientes aumentó poco a poco y se conocieron gracias a los milagros del internet. De alguna manera, ella seguía esperando alguna acción o gesto que le asegurara, que Diego estaba interesado en una relación. Un día fueron al cine con otros amigos y se sintió cómodo a pesar del espacio que robaban los otros invitados. Diego decía sí a todas las invitaciones y le encantaba estar con ella aunque sea con extra compañía. Después de varias salidas tuvo la osadía de ordenarle que se juntaran en algún lugar, sin siquiera preguntarle si podía o no. A ella le encantó eso. Obtuvo su señal. Al parecer ya se había decidido. Ese fin de semana que salieron, pero no pasó nada y todo terminó en un abrazo. -¿Qué diablos me pasa se decía?, ¿Por qué no quiero?, ¿Por qué no me lanzo?. Siguieron saliendo a pesar de todo. Una noche ella lo invitó a una fogata. Amigos y conocidos tiraron todas las cosas que nos les servían. Cuando la fogata terminó, ella fue a su auto y Diego la seguía. Él se detuvo y levantó del suelo un pequeño corazón de madera que interpretó como una señal para ambos, y se recordó de ese detalle.

El interés empezó a marchitarse. Diego seguía petrificado. Se preguntaba cómo alguien como ella se podía fijar en él. Sofía perdió la esperanza. Su ego como mujer estaba siendo herido y empezó a alejarse. Dejó de ponerle atención, ya no le escribía. Diego, sin notarlo, empezaba a escribirle más seguido. Sofía, sin embargo, apartó sus pasiones y empezó a tratarlo como un amigo. Con la llegada de las vacaciones, y con un viaje que ella tenía programado, él le diría lo que sentía en un final dramático antes que se fuera. Lo tenía todo planeado: se juntarían unos días antes a platicar y aprovecharía el momento para confesarle sus sentimientos. Pero de pronto llegó un mensajito de texto cancelando la cita.

Cuando regresaron de las vacaciones, algo cambió en ella. Diego siempre llegaba al cubículo de Sofía para saludarla. Él la notó fría. No sabía que ella ya había decidido hacerlo a un lado porque no sentía nada por él y le dolía que Diego no se diera cuenta de las falsas esperanzas que él le dio cuando salían. Diego se dio cuenta de su actitud tajante y del mal trato. Igual no aguantaba las ganas de decirle que la extrañaba y que quería estar con ella.

-Quiero hablar contigo, le dijo Diego una tarde. Ella sabía lo que significaba aunque esa petición la asustó, porque nunca pensó que se atrevería, y ahora, ya para qué. Al salir de la jornada de trabajo ambos se fueron caminando hacia carro de ella estaba parqueado. El le entregaría el corazón de madera que encontró aquella noche de la fogata y aprovecharía para decirle todo lo que él sentía unos meses antes.

Lo que él no sabía era que al entregarle el pequeño corazón y confesarle sus sentimientos ella lo rechazaría y solamente le devolvería: un abrazo de despedida.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

FACEBOOK: LA OSCURIDAD DEL GENIO


Mark Zuckeberg es un enjuto genio sabelotodo de comportamiento idiota que estudia en la Universidad de Harvard. Cuando nos presentan al geniecillo, este conversa con su novia y de pronto empieza una pelea que termina con el rompimiento. El despecho lo inspira a hacer una travesura. Es entonces cuando hackea varios sitios y en menos de 4 horas crea una página donde se pueden calificar chicas que todos conocen en el campus. Esto lo hace por aburrimiento y así dejar de pensar en su ex, Erica.

Con la ayuda de su mejor amigo Eduardo Saverin, ponen en práctica un algoritmo que les servirá para votar por la chica más sexy. El chiste se vuelve viral y para las 4 de la madrugada, solo 2 horas de subir el sitio, hay un tráfico de 22 mil visitas. Eso traerá serias consecuencias. Una, que lo odien todas las mujeres del campus y la otra es enfrentar a la Junta de Harvard. Este chiste cibernético le da gran notoriedad. Tanto que un par de deportistas con su amigo empresario le cuentan que quieren trabajar con él y le proponen una idea. Así empieza La Red Social. Dirigida por David Fincher y protagonizada por Jesse Eisnberg, Andrew Garfield y Justin Timberlake.

David Fincher nos encierra en un thriller de traición, codicia, calentura sexual y poder donde los nuevos millonarios no trabajan 50 años para convertirse en los modelos a seguir en cambio, nos define un estilo de vida y excesos gracias a las amplias oportunidades que da el universo de la internet. En dos horas, exploramos cómo una idea nace, se manosea, se limpia, se prostituye y explota a nivel mundial. Fincher utiliza una atmósfera similar a la película de "El extraño caso de Benjamin Button" y la renueva con el toque actual aunada a una brillante edición y musicalización de entre Trent Reznor y Atticus Ross.

El guión escrito por Aaron Sorkin (creador de West Wing) posee diálogos punzantes, irreverentes y destructivos. Dice lo que pensamos sin sentir culpa. La lejanía que deshumaniza es como un chat. "No hay carreteras en Bosnia pero hay Facebook.

Fincher nos presenta personajes estúpidos, antisociales y capitalistas, cuya ansia de poder y dinero es feroz. El creador Mark Zuckerberg -actuado de forma sobresaliente por Jesse Einseberg- crea con Eduardo Saverin -interpretado por Andrew Garfield- los simientos para hacer la red social que en estos momentos rige nuestras vidas.

La Red Social es una película que relata los tiempos del siglo XXI. No sobre la fundación de una empresa si no de la creación de una cultura donde la internet es una necesidad vital y el pertenecer a una red social es sinónimo de existir. Ha sido tan compleja esta moda virtual que ahora hasta se puede pelear, concordar, compartir, publicitar, conocer a tu media naranja, vivir, hacer dinero, ser popular, hacer espionaje, secuestrar y destruir reputaciones y demás.

Así empieza una pelea legal por derechos de autor -que sigue hasta hoy a pesar de lo que diga la película- que nos transporta entre el pasado y el presente y es brillantemente hilvanado por Fincher. La película está inspirada en el libro Multimillonarios por accidente de Ben Mezrich. Vendrá a Guatemala en enero y yo solo agradezco a la piratería. SALUD. Igual la voy a ver en el cine.

jueves, 25 de noviembre de 2010

MILES DAVIS KIND OF BLUE DESDE LA IGNORANCIA DEL GÉNERO


Es exhausto hablar solo de rock. Qué el mejor éste, que el mejor aquel. Y más cansa tener casi siempre la razón. Claro el 99% de las veces. Vamos, que no lo sé todo. Y es cierto, no sé nada de Jazz. De hecho cuando es de mentalizarme a escuchar no encuentro el nervio para soportarlo. Creo que hay un tipo de jazz para cada uno. No aguanto el latino, no sé por qué. No es ìntimo, tiene mucho metal y su alegría me aturde. O talvéz porque... no he encontrado uno que me cautive. O, de plano mi alma es de un viejo acabado que bebe sentado a la luz de una vela en una cantina que no tiene luz. Llorando de orgullo. Ahogando alaridos. Cauterizando heridas injustas. Simplemente no lo sé.

A lo mejor es por la injusticia de las cosas. Es el efecto de la canción Blue In Green. Sentado con los últimos atisbos de memoria añorando una sombra a la que intento asirme y recordar que alguna vez viví con todas las fuerzas aunque sea para arder en el fondo del océano.

Mi acercamiento a Kind of Blue fue puramente sensorial. Sin ningún sentido de conocimiento sobre Miles, es pura, virgen y blanca ignorancia. Necesitaba huír de mi mismo para encontrarme. Obligarme a delirar con ojos llorozos, patear los últimos pedazos de vida mientras arrastro los pies. Celebrar sus 50 primaveras, -cumplidas el año pasado- de aniversario.

So what: Empieza con pura improvisación. Esta canción parece una caminata edificante. Vagar en vintage con un brazo entrelazado con ella. Sin ningún rumbo. Desorbitado y embriagado de tanta simpleza. Conversar sobre la nimiedad y disfrutar por la pura gana de estar. Sonreir para ser un gran idiota. Fácilmente se puede dejar llevar en este universo de 9 minutos y 25 segundos. Mucho que hacer. Miles recorre estados cotidianos con su trompeta y locura. Él delira más que yo. Me quedo corto.



Freddie Freeloader: El piano lleva las riendas. Parece que voy a entrar a un club de Jazz. Las notas encantan. Puede existir algo tan simple como disfrutar sin tortura. Es decir, placer sin dolor. Puro hedonismo sin karmas negativos. Sin nadie que te cante y te diga cómo sentir. Solo con instrumentos para proyectar sentimientos. Allá cada quien con su imaginación. Increíble saxofón. Lo que me he perdido. Excelente cueva.



Me salto Blue In Green. Ya está. O talvéz es para enamorar... A veces peco de iluso.



All Blues: Casi todo lo es. Un viaje hacia algún lado, cualquiera. Anima un comienzo. El olvido como gin-tonic. Salud. Muchas dimensiones tiene este disco. Es música de fondo que relaja pero si lo escuchás cuidadosamente y diseccionas la melodía, te afecta hasta la médula. Mi imagen es ir en un tren, contemplando la eternidad por la ventana. Sin porqués ni reproches. Solo, en un sempiterno y embelesado nistagmo retinal de horizontes que abrazan.



Flamenco Sketches: Relajada. Parece el retorno a casa. Un regreso con un par de vivencias y besos robados. De sonrisas idiotas e incomprensibles. Que al contarlas nadie las cree y cuyo final termina con encogimiento de hombros, mordida de labio inferior, levantamiento de cejas; y para completar la mueca una inclinación de 5 grados de la cabeza. Te reto a que me creas.



Kind of Blue es un viaje cuyo retorno es injusto. No se puede vivir en un disco, pero Kind of Blue es el mejor éxodo-odisea-escape que nunca se olvida. Volver a poner el disco es recordar algo que no existió pero que nuestra alma lo hace real. Convertirse en otra persona. Todos nos mentimos. Y al final a ¿quién le importa?.

jueves, 11 de noviembre de 2010

UNA CAGADA DE GLORIA (Relato)

A eso de las tres de la tarde me daban unas ganas fastidiosas de ir a cagar. Pero era jodido. Jodido porque el baño de la oficina no tenía pasadores. Ni siquiera se podía sujetar la puerta con el pie para evitar que cualquier hijodeputa, la abriera solo para joderte y, gracias al susto cortara el cerote que, a duras penas, se asomaba por la vergüenza de ser sorprendido infraganti. Era una mierda. Pobrecito el cerote, digo. Lo paría uno como si cagar fuera culpa casi como un niño no deseado y luego lo abandonas a su suerte (tipo Moisés). Lo expulsás con tal desprecio debido a las prisas que, sin quererlo, podías causarle un esguince al esfinter. Además, era pizado porque, sí ya te habías resignado a evacuar en ese baño maloliente y te decidías a soltar la pedorrera previo a la cagada, en ese momento, en ese puto momento, entraba algún cabrón a lavarse las manos. Puuuta y el pobre intestino sufría de varias epilepsias… porque qué huevos que supieran que el pobre cerote que cagaba está malo del estómago. Inició pues, la búsqueda de un lugar limpio, ventilado y con cerraduras para poder cagar a gusto; casi se convirtió en una misión.

En la hora de la comida y antes de engullir como cavernícola, me tenía que lavar las manos. Pregunté a uno de los despachadores de los restaurantes del segundo piso, dónde podía lavarme y fue entonces cuando se abrieron las puertas del cielo. Sucede que a los trabajadores les dan una llave para que puedan acicalarse, evacuar sólidos y fluidos en un baño que, técnicamente, debería ser usado por todos. Pero la administración tenía la regla que era exclusivamente para ellos. Si los dependientes te veían con cara de desesperado te decían –No, joven no se puede- y no te daban la llave. Había que correr a la oficina esperar que no hubiera nadie para que no te chingaran o tener la suerte de que si les caías bien a los cuates, te la prestaran. Un día tuve la suerte que me la dieron. Los escusados rechinaban de blancura. Al ver esos baños tan limpios, preferí cagar en vez de comer. Era tal el delirio de la evacuación tan cómodamente que hasta soñaba con que una linda edecán de manos suaves se acercara a tu puerta y te decirte: -Buenas tardes joven, por favor, me permite limpiarlo?. Le informo que tenemos una gran variedad de talcos y aceites? A su izquierda tiene papel con doble protección y olor a fresa. Le comento que si sufre de estreñimiento tenemos disponible a nuestra especialista en masaje intestinal. Esa vez, salí realizado. Pensé que me había sentado en las rodillas de Dios porque la cagada fue milagrosa. Yo guardé ese secreto. No les dije a mis compañeros. No es agradable compartir asientos calientes o tibios con alguien que conocés. No sé, hay una complicidad incómoda que cuando se cruzan miradas por encima de los cubículos en las oficinas causa culpa y un poco de asco. Digo, es muy probable que en la vida se intercambien mujeres pero es remoto o casi imposible que uno se entere, pero el asiento del baño.. uff, por favor. De todas formas cada quien encontró esos baños como Indiana Jones cuando encontró el Santo Grial.

Un día de tantos, quitaron la estúpida regla y todos podían cagar a la hora que quisieran. Una vez bajé al segundo. Y para mi suerte uno de los dos baños estaba desocupado. El asiento estaba frío, o sea que todo bien. Le pasé un pedazo de papel a la orilla del escusado y dígome: -a cagar. Al poco tiempo entró un pobre cabrón que nos hizo tiempo al lavarse las manos primero (¿Quièn hace eso antes de...? -me dije) y como no salíamos -y que clavo esperar-, se fue con el intestino hecho un nudo. Después entró otro cuate, era de la oficina. Lo sabía porque conocía los zapatos. –Pobre cerote- me dije –ahora que se aguante. El cagador de al lado, dió por terminada su faena intestinal y haló la cadena. Al salir: ¿Qué onda Oscarito?¿Qué onda Edwin? Y las respectivas risas. -Pasá adelante vos. No pude evitar cárgame de la risa y claro, me oyeron. ¿Qué putas Rey? -¿Vos también estás aquí? -Sí cerote- contesté. Al fin terminè y salí. Me lavé las manos, obvio. En eso entró Alex. ¿Qué onda Allan? -Aquí vos firmando el depósito-, contesté riéndome. -Pasá adelante, -ledije-, el izquierdo está desocupado. Mirá, te dejé caliente el asiento. Por cierto, si querés platicar ahí está Edwin. Y en el fondo se escuchó -Pasá adelante chavo. -Órale gracias- dijo Alex. -Qué todo les salga bien jóvenes, dije y me fui.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

EN DEUDA CON CALAMARO


Le debo muchas cosas a Calamaro. Decirle que Te quiero Igual fue una canción que me hizo estallar el corazón. Que después tomó los pedazos que sobraban y los estrelló en la pared dejando una herrumbrosa huella de mis sentimientos. También que flaca aquella, que flaca la otra. Que Tuyo Siempre es una canción que no se puede cantar solo. Que se necesitan de los amigos para cantarla y romperte el alma, juntos.

Pero más le debo y perdón el ejercicio de soberbia, una crónica del concierto. Cuando pregunto es todo encapsulado en un adjetivo. Y más rabia me da no poderle premiar con un regalo de vivencia de cronista como una forma de pago que servirá, con el tiempo, de un testimonio escrito de su presentación aquí en Guatemala.

La maldita gripe y los quebrantos de salud me robaron ese gusto de disfrutar al divino. Una muerte en vida fue leer los mensajes en fesibuc de cuando el concierto iba a empezar. Ver a casi todos mis amigos unidos, escuchando misa y las palabras del gran redentor que es Andrés.

Me dicen y me cuentan casi como profecía bìblica y como consuelo de enfermo terminal que el milagro se dará y que Andrés volverá. Aquí estaré yo a la espera y con las puntas de los dedos afiladas.

Este ejercicio masoquista no se me quitará hasta que vuelva. Salve Salmón.

martes, 26 de octubre de 2010

DR HOUSE INICIA SÉPTIMA TEMPORADA


Ya van dos años que soy fanático de House MD. Tengo la ventaja que poseo el canal FOX en inglés y puedo ver en directo la serie a un mes que inicie la temporada en UNIVERSAL que inicia este jueves 28 de octubre a las 8 de la noche (hora de Guatemala). La sexta temporada fue "interesante" en palabras del House. Inició con el gran episodio doble llamado Broken y terminó con el anuncio de Cuddy y House ya como pareja.

La séptima temporada promete mucho, según dice la prensa de chismes y demás. Incluso todo lo que se escribe de House en este momento es novedad. Hay mucho morbo. La serie, eso sí, continuará con los casos intrigantes en el desarrollo del enredo amoroso.

Y por si fuera poco, la séptima temporada traen en el bolsillo del pantalón el juego para PC de House. En Youtube está una pequeña muestra del juego y tiene la desventaja que no posee las voces de los actores y todo a pura lectura. No sé... supongo que será porque hablan muy rápido o porque es mejor leer.

La sexta temporada ha sido de las mejores. El personaje de Laurie tuvo desarrollo varios altibajos emocionales. El psicólogo Darryl Nolan, intepretado por Andre Braugher, profundizó en la mente y de alguna forma entendimos más o menos la misantropía del hombre aunque nos deja a veces un poco de misterio y lo mejor es que House continúa siendo impredecible. El primer capítulo de la séptima temporada está censurado. A Cuddy se le ve un seno así que no se asusten con el manchón oscuro que encontrarán.

Aquí les dejo el trailer promocional.... Disfruten.



También pueden buscar en Facebook a Doctor House y ver los promos de cada capítulo de estreno en los Estados Unidos.

Intro en EUA

miércoles, 13 de octubre de 2010

FUIMOS HÉROES (relato primera parte)

Él era el que mandaba en la colonia, al menos así lo veíamos todos. El habilidoso de fútbol. Era hipnotizante verle su dominio de balón. 120, 121, 122, "tecniquitas". Nosotros a duras penas 10 o 15, a veces 5, en mi caso. El chito, fue su mejor amigo y cómplice. Enfrente de su casa se desafiaban; muy entretenido. Nos gustaba el "fut". Recuerdo el primer reto. "Venite a jugar con nosotros, -decía frente a su manada de amigos lobeznos-, si tu hermano tiene huevos, vos también, ¿o qué, no te salen pelos en los huevos todavía?", y se reía. Mostraba todos los dientes de arriba desordenados como una fila soldados ebrios. Los lentes negros y el pelo fino como cebolla. Caminaba encorvado. Le decían "el muerto", "Enéas" -por benitín-, "El Masurcas"; por una casa de putas, ah, y cuando llegó la pubertad: el LSD, ése era su nombre científico: "Látigo del Servicio Doméstico".

Se destacaba por ser un aplanador de calles. Su físico era privilegiado para alguien de 15 años. Para el fútbol no había quien lo detuviera con esa gambeta envidiable. Lo sabía bien. Además era un abusador. Humillaba con golpes, hombría y su famosa "moraleja" -El que tenga huevos que se los proteja-, y va el golpe a los testículos. Al que no acertara, le pegaba una patada en las piernas. Los más débiles eran su deleite. En los partidos de fut, frente al parque, sus entradas eran duras. El Beto pegaba, hacía planchas, marcaba las faltas que le hacían pero no sacaba tarjetas, al contrario, te verguiaba y después se reía. Todos nos quedábamos estupefactos, después corría y "fusilaba" al portero para celebrar el gol. Al tipo había que destruirlo con su propia habilidad para hacer que te respetara. Yo lo observaba fijamente. Me decidí a hacerme respetar. Y aunque no podía por ser un frágil, de 13 años con 1 metro 65 de altura con un par de tobillos que me recordaban a cada paso que crecía lo que siempre me impidió ser perfecto, ser "betoperfecto". Como mi inteligencia me impedía ser malo, lo único que podía hacer era intentar ponerme a su par.

Mi osadía empezó mientras estaba parado frente a él con un pie sobre el balón haciendo un nervioso vaivén. Ah me estás retando? me dijo mientras lo miraba fijamente. Me gustaría decir que tragué saliva y sudé pero nunca me rindo aunque sabía a que me metía, al final podría ser respeto y elevar mi categoria de perdedor y salir con algún raspón o una patada feroz. El Beto me vió tan desafiante que sin pensarlo se me empujó y me quitó la pelota. Perro, me dije y enfurecí mientras reía.

Salí a perseguirlo y túnel tras túnel me humillaba. A veces me la pasaba a un lado. -¿Y no que muy brincón pues?. Ishto cerote. -Hijo de puta, dije a mis adentros. Continuará...

lunes, 4 de octubre de 2010

LAS MARIMBAS DEL INFIERNO: BRILLANTE RETRATO MARGINAL


Sentarse en la butaca del cine, sólo con la premisa que se estará presenciando un ensamble de marimba y heavy metal es suficiente para despertar la curiosidad de cualquiera. Por absurdo que parezca Las Marimbas del Infierno empieza con el testimonio crudo y desolador de don Alfonso que nos cuenta cómo tuvo que evacuar a su familia luego de las extorsiones que sufren por un grupo de mareros. Don Alfonso nos cuenta su amor por el instrumento y su apego con la música.

Este documental-ficción empieza con esta historia real, para meternos a una realidad paralela. No pensemos que la explicación del primer letrero negro donde el director Julio Hernández Cordón nos hace una introducción del personaje es por pura necedad suya o ataque narcisista. Al contrario es para ubicarnos.

Don Alfonso empieza a buscar trabajo arrastrando su marimba por toda la ciudad, practicando y con la pena de enfrentarse con antiguos "amigos" del conjunto que tenía, porque ya no los llama para un toque.

Blacko, otro marginal bateriísta de Guerreros del Metal, el grupo satánico, muy famoso en la escena guatemalteca (esto sí es verdad) conoce a don Alfonso por el Chiquilín. Los tres personajes se dedican entonces a ver cómo diablos le hacen para ganar dinero.

Uno de los grandes logros de la película y eso parte de la creatividad del director, es sugerirles a estos personajes de la vida real a que se interpreten ellos mismos mientras se les dan varias situaciones en las que ellos deben de actuar de acuerdo a sus propios valores por lo que nos sumergimos en una gran autenticidad y honestidad que transmite el film. ¿Quién necesita actores?

La absurda combinación nos regala momentos inolvidables e intensos. Voy a mencionar dos por pura gana por lo que sugiero al lector no seguir si no quiere saber más de la película. El primero es la escena donde Don Alfonso toca la canción Lágrimas de Telma. La cámara contempla al Chiquilín mientras la música le despierta un desgarrador impulso por llorar. La escena te deja impávido. La segunda escena es cuando Don Alfonso contempla al conjunto profesional de marimba en la única audición que tiene el grupo. Es ese suspiro aspiracional. La nostalgia de lo que nunca pasó.

Hay otro par de escenas que menciono someramente, porque poseen un rico sabor genético chapín en los gestores culturales: el escultor de mármol y el escritor "Playeras". Es típica la labor de estos burócratas, dentro de la película, aclaro, donde intentan ayudar al conjunto. Los diálogos son simplemente absurdos, estúpidos y cómicos. Me recordó el otro diálogo de Sergio Valdéz en el corto de Chofo Espinoza "Prohibido cortar flores" donde Valdéz con ese humor ácido nos cuenta su opinión de la poesía nacional y los poetas en un taller de poesía que él dirige.

El lenguaje de Hernández es ya de un director diestro. Sabe cuándo contemplar, sabe cuando apresurar el momento y sabe cuando dejarnos respirar para meternos en la mente de los personajes. Eso es de agradecer porque nos deja ser cómplices de este teatro cinematográfico.

La actuación de Chiquilín de un ladronzuelo y pegamentero, que dicen que en la vida real es así como es, es la gran sorpresa. Por momentos se carga la película a los hombros sin que nos demos cuenta y es que también su historia atrae mucho.

Hay muy poco o casi nada malo qué decir de la película. Solo nos queda sentarnos a contemplar y ver una historia de chapines para chapines. Un brillante retrato marginal.

lunes, 27 de septiembre de 2010

UN JUGADOR UN APOSTADOR UN GANADOR (relato)


El poker es euforia contenida. Implosión atómica presurizada. Una emoción te delata y te destruye en un chasquido. Las apuestas son emocionates. Es esa victoria que se recuerda con una carcajada psicópata en la oscuridad de la noche y debajo de las cobijas. Como robarle una novia a alguien y después restregársela en la cara. A veces por una tarde y sólo a veces se puede tenerlo todo. Ser un bastardo ganador, que te odien por ser un triunfador.

Aparte de apostar en el póker, los caballos es otro vicio que me carcome. Incluso si lo hacés a manera de aficionado, definitivamente no hay nada como ganar. Explotar en total euforia y que todos en el momento de incredulidad juzguen tu "suerte" como una guasa cuando fueron ciertos momentos de reflexión para encaminar tu apuesta en el lugar correcto y GAAAANAAAARR. Esa sonrisa que se burla de la ignorancia, no tiene precio.

Solo me bastó el tiempo de una cagada aquel sábado por la mañana para saber a quién le apostaría. Monarchos acababa de ganar el Florida Derby previo al premio de Kentucky. Un gringo nos invitó a un grupo de amigos. El gringo que tenía como 30 años de vivir aquí y no abandonaba el acento norteamericano. Era un maestro de audiovisuales originario de Kentucky que dió clases a varias generaciones de universitarios. Todos los años aprovechaban ese fin de semana en particular para celebrar la carrera que había marcado su vida con el infaltable plato típico. Un caldo de pechuga de pollo sumergido en una salsa picante incomible, esa vez no estuvo tan picante. Como todos los primeros sábados del mes de mayo, invitaba a todos los alumnos de sus distintas universidades a compartir y apostar por el caballo de nuestra predilección. Claro, el chiste era convivir pero yo iba por varias cosas. El corazón de esa cualquiera y el dinero de la apuesta. Al fin había logrado que terminaran. Logré manipular sus sentimientos y decirle que su mejor opción era yo, que era mi devoción y demás pendejadas y gané. Hank Chinaski, el cartero, tiene una operación matemática infalible cuando apuesta en los hipódromos. Y le surte efecto. Hay que saber de matemáticas pero yo, evadí cualquier lógica numérica y dejé que el dinero me guiara. Al diablo el puto Hank.

Le aposté a Monarchos aquel 2001. 3-1 al ganador. Como dije su victoria en el Florida Derby un par de semanas antes me hizo pensar que volvería a realizar la estirada. Para asegurarme lo investigué internet en las páginas de deportes. El semental estaba en la primavera de su ferocidad como rocinante de carreras. Tenía 3 años era un caballo grisaseo con manchas negras en las patas, muy diferente a los antiguos ganadores de pedigree.

Llegué a la mesa donde estaban todos los canastos donde podías registrar tu apuesta. Sandra me estaba esperando. Me abrazó y me saludó con un beso en la mejilla. Acaba de terminar con su novio y el bastardo estaba como a 4 metros de nosotros. Con planta de indiferente. Me causó gracia. -¿Vas a apostar?, me preguntó la magadalena. -Claro, le contesté. -El año pasado también gané. El caballo se llamaba Hal's. -Qué pilas, me contestó. Apunté mi nombre y dejé mi apuesta simbólica en un canasto. Yo todo un apostador profesional dejé caer el dinero en la canasta con aquel desdén como si tuviera millones.

Ella y yo íbamos y veníamos. Un beso por aquí, otro por allá, a escondidas. El despechado nos veía con esa apatía de dolor reprimido. -Yo tengo tu trofeo- le decía con la mirada mientras me mofaba. Hermoso. La carrera empezó a las tres de la tarde en punto. Me levanté a la mesa de apuestas a traer mi trago y me di cuenta que el despechado había apostado a un pobre enclenque que estaba 12-1. Perro ingnorante.

En la recta final y con la euforia hasta el cielo, todos los asistentes gritábamos para que nuestro caballo ganara. Los últimos momentos fueron de puros gritos, alaridos hasta que Monarchos atravezó la línea de meta con 3 cuerpos de ventaja. Sandra me abrazaba y yo levantaba mis brazos en señal de victoria. Ella me adoraba. Solo otros dos más nos repartimos el premio. Qué te parece? le pregunté... -Sos lo máximo-, me dijo. Él, derrotado, el gran perdedor. Yo con trofeo y dinero. ¿Se puede pedir más? ¿Se puede tener todo?... por lo menos esa tarde. Si.

lunes, 30 de agosto de 2010

POQUITA ROPA: UN ARJONA DE SOPOR, UN HAS-BEEN



Sonaré odioso y detestable. Pero cada vez que una chava me dice que Arjona es su artista favorito, me preocupo y claro oportunista calenturiento, ya sé por donde entrarle para intentar una conexión. Claro, no soy tan vivo y vamos, es muy fácil, pero... para otros.

Arjona va para peor y desde hace ratos. Lleva 12 años escribiendo la misma canción. No hay manera que el tipo se regenere, sugiera o coquetee con la creatividad. Ya no más. Estamos con un cantante que ya encontró la fórmula para mantenerse. Lejos y muy lejos ya, quedó aquel tipo trasgresor, -si es que alguna vez lo hubo- que se peleaba con todos y no le daba mucha importancia ser odiado. No, las canciones de poquita ropa son complacientes, minimalistas por decir algo generoso. Sigue el mismo tinte de su album Solo. Y Poquita ropa no suena a que le faltó presupuesto, incluso letras; suena a pobreza. Creo y sospecho, es un disco para fanáticas, argentinas, chilenas o mexicanas, incluso un disco para festival. Todo es mirada furtiva, camas que lloran nostalgia, usted aquello, usted lo otro, palabras que parecen más muletillas del primer disco con la única diferencia que aquí hay más énfasis en la palabreja esa, digamos, en sus "arjonismos".

El chiste de Arjona en estos momentos es no quedar indiferente en la opinión pública, es decir o lo amás o lo odiás. La indiferencia es impensable. Reconozco que el último "Arjonidisco" que yo compré fue "Sin daños a tercero", disco que hay que buscar debajo de las piedras y con éxitos que no son recordados. A duras penas me acuerdo de "Dime que no".

Vida: abre como un recuerdo de infancia. Arjona se devuelve a la imagen y comentario anecdótico de aquellos años de los 70, cuando "el cigarro era parte del menú" después de la sobremesa. En fin. Poca música. Parece que estamos escuchando un cantante de bar, podría ser el bar El Olvido.

Marta: es la fanática de él. Sí hay muchas Martas por ahí; demasiadas. Sigue la muletería. Marta la que se fue, si, aquella stripper. Sip nos acordamos mucho de lo fácil, eran otros tiempos supongo. Mucho lugar común. UFFF.

Aleluya: Es intimista, poco instrumento y letras sosas; aburrida sin duda.

Soledad enamorada: Hasta la soledad se enamora. Todos sufren de nostalgia. Un brassier que se queda aún con la memoria de tus pechos... ja... si se pegan los arjonismo. Mi pistilo sin tu estambre. Claro, mi billetera sin su dinero, diría yo. Claro es fácil cuando le agarrás la onda y a como vamos hay muchos arjonas por ahí. Estas conmigo y sin mi. Ya hay mucha canción así. La soledad descansa en notas de piano soporíferas.

¿Qué voy a hacer conmigo?: Un aeropuerto de moscas. ¿Qué voy a hacer conmigo?. Muchas canciones a la soledad. Una no es suficiente. Arjona saca frases rebuscadas de chicles bazooka. (Se pega). Cada vez se devalúa más. Cómo buscarle tres pies al gato; cliché tras cliché. Aquí ya me dieron ganas de cambiar de música.

Escribir una canción: Uy ya perdí la gana de seguir. De hecho está aburrido. DOS DÍAS DESPUÉS RETOMÉ LA CRÍTICA. El método de escribir canciones. Arjona confiesa que a veces Ha escrito canciones por encargo. Que una canción no se escribe de la misma forma que se va a defecar. Un piano su cómplice. No hay emoción ni nada en la canción. Es una confesión de café y nada más y muy pretensiosa. ¿Para qué quiero saber lo que él siente?, si ya sé que es un proceso pinche y canijo.

Usted: No sé si será single pero se rescata la canción como al peor enemigo. Usted porta una guerra /me escogió de venganza /y celebro su idea… Porque un amor tan / clandestino y de trinchera / suena mejor cuando / es de Usted… Me gustaba mejor cuando se llamaba Señora de las Cuatro Décadas.

Puente: Dos cubanos, dos realidades. Uno en la Habana otro en Miami. Cada quien ve las diferencias del otro y hay que hacer un puente porque son gente que no tiene la culpa de na'a. En una síntesis simplista es todo lo que ofrece la canción.

Todo estará bien: Y si empieza otra guerra, y los demonios tengan nombre y apellido, / Todo estará bien, si estas tu estoy bien, /Mi universo esta aquí adentro, / Donde vives tu y por suerte vivo yo. Y los alaridos del público. Le falta sentimiento. Creo que es una canción que podría prometer más pero se plasma en un comercial de Café por la mañana. Perdón pero es que es inveitable.

Mi país: Es una canción universal, digamos. Si vamos a canciones localistas o nacionalistas, México creo que por mucho está mejor escrita. Mi país es bastante general, es una canción para todos y para que la cantemos donde la escuchemos y en la mente suspiremos por el nuestro. Sensiblera como una caricia al pasado. Se pega, no digo pues. Tampoco digo que cualquiera puede ser Arjona, eh OJO, pero pareciera...

Por tanto amarte: En noches de frio / es recurrente la interrogante / si a valido la pena esperar a que regreses /por tanto amarte me olvide de vivir. La imagen pop de un derrotado que añora. Y eso está bien pero pregunto ¿no hay algo más que resalte esa debastación emocional?. Digo, no sabemos buscar o yo soy un pornógrafo emocional (Se pega insisto mil veces).

Puente en su versión caribe: Solo le mete más instrumentos y aunque está movida y pegajosa, ya oímos esto en Galería Caribe.

Poquita ropa es un disco de postal pop. Con frases facilonas e insulso. Creo que Arjona ya escribió sus mejores canciones. Y es que intenté buscarle un lado positivo al disco pero no encontré algo que se pueda rescatar. Podría ser un disco intimista pero carece de esas frases que conecten a lo hondo. Es como si dijera: Yo soy el cantante y ustedes oyen lo que siento YO. Es un disco pobre hecho por alguien que ya cree en su figura.

Decía Steven Spielberg: El momento en que yo me vea como ustedes me ven, porque sé que soy una persona famosa, y lo sé porque firmo muchos cheques; ese es el momento en que me retiro, estoy copiando a la persona que ustedes miran.

Decía Bob Dylan: yo estoy siempre en un eterno estado de convertirme una persona o figura pública. Cada disco que hago siento que este será "el gran disco".

Solo así hacen los artistas para hacer grandes películas o grandes discos después de mucho tiempo. (Aunque con Spielberg ya no tanto). Con Arjona, llevamos 25 años casi, escuchando la misma canción y claramente el tipo ya no es el mismo. Su trabajo va para menos y va en un camino directo a convertirse en un Luis Miguel o Mijares que sus discos ya no se venden y viven de sus sombras y de la arrogancia de los "enormes artistas" que fueron en los 80 o 90's. En un "has-been".

viernes, 20 de agosto de 2010

DEATH NOTE: LA LIBRETA DE LA MUERTE


De la nada una libreta cae. Aparece en medio de la tercera dimensión como si se rasgara nuestra mirada y de pronto saltara. La libreta negra tiene escrito DEATH NOTE en la portada. Lo abrís... y leés: El nombre del humano que esté escrito en esta libreta, morirá. Luego leés: "Si no se especifica la causa de la muerte el humano, éste morirá de un ataque al corazón 40 segundos después". "Si escribes el nombre del humano debés tener su rostro en tu mente de esta manera personas que comparten el mismo nombre no se verán afectadas". ¿Muy específico para ser tomado como una broma no?.

Solo para salir de la curiosidad agarrás un lapicero... Luego empezás a preguntarte quién merece morir. ¿A quién matarías?. ¿Te convertís en un asesino por matar con un cuaderno? O... le hacés un favor a la humanidad al matar a todos los asesinos, violadores de niñas, ladrones, secuestradores, asaltantes, políticos ladrones, en fin, cuanto idiota ha abusado del débil. ¿Estás listo para impartir justicia de una forma responsable?. ¿Te querés convertir en un Dios de la Muerte? La libreta la encuentra, en el patio de su escuela, Light Yagami un joven estudiante prodigio quien al principio cree que es una broma hasta que decide probarla.

Para mientras en un lugar que no es ni el cielo ni el infierno, aguardan los dioses de la muerte llamados Shinigamis que se encargan de escribir nombres de humanos que morirán por X o Y razón. Ellos deciden a quien apuntar sin ser castigados ya que ese es su trabajo. Ryuk es un Shinigami que está aburrido y deja caer su libreta y al salir a buscarla encuentra a Yagami quien, para sopresa del Shinigami, ha escrito cientos de nombres en la libreta. "Haré un nuevo mundo libre de crimen", le dice con toda convicción ya creyéndose un Dios.

Para mientras las Naciones Unidas deciden investigar los cientos de muertes que inexplicablemente están sucediendo. Para descifrar el misterio, contratan al mejor detective del mundo quien ha sido el único que ha resuelto los casos más difíciles y encontrado a los asesinos más peligrosos. Él se hace llamar L. Es aquí cuando inicia uno de los duelos de genios más intensos.

La serie es una lucha enorme rodeada de un suspenso inteligente y que cuestiona en cada capítulo de qué lado de la justicia se está, de la "divina" o la "humana".

Yo recién hace 3 meses encontré la serie. Me había topado con ella después de ver los intros cuando terminaba Neon Genesis Evangelion pero hasta ahora me encontró. Ya la vi 2 veces y continúa impactándome. Consta de 37 episodios y son dos temporadas. Es interesante ver que ningún episodio es una pérdida de tiempo y en cada uno vemos la deformación de Light que justo cuando creemos que ya deciframos su modo de operación nos sorprende de una forma tan explosiva. No digamos con el excéntrico personaje L quien también es un supergenio. No les digo más porque es perder el tiempo. Mejor los invito la vean por ANIMAX o vean los capítulos para eso entren aquí.

Si están aburridos de las series de televisión y tienen un momento para experimentar una gran serie de ánime. Les recomiendo DEATH NOTE.... no volverán a ser los mismos. Les dejo los intros de las dos temporadas. Después haré un post de los grupos que tocan la música de ésta enorme serie.

INTRO PRIMERA TEMPORADA



OUTRO PRIMERA TEMPORADA



INTRO SEGUNDA TEMPORADA (Un gran death metal)



OUTRO SEGUNDA TEMPORADA



La serie se espera que se convertida en película para el 2011. Los derechos fueron comprados por Warner Bros.

martes, 10 de agosto de 2010

MISCELANEA CULTURAL XIV: LIBROS, PELÍCULAS Y SUEÑOS


Inception resultó ser la primera gran sorpresa del año. Y digamos, podría ser la primera gran película de la década que se nos viene. Un guión inteligente, a veces demasiado inteligente para su propio bien, que nos encierra en sueños, depredadores y terroristas oníricos que habitan en los distintos niveles del subconsciente. Dirigida por Christopher Nolan que nos ha traído thrillers irresistibles como Memento, ambos hombres murciélagos, The Prestige y el resbalón ese llamado Insomnia.

La película explora, como ya dije, los sueños. Sabemos pues, que la trama será un tanto complicada. Nos mete en los pantalones de Dom Cobb, interpretado por Leonardo Di Caprio, líder de una organización que se especializa en plantar ideas en las mentes de cualquier persona para que con esto, se inicie un cambio de actitud que favorezca a una u otra corporación. La película maneja una tensión insufrible de principio a fin. Imposible pestañear. Un dato se escapa y con ello nos destruye nuestra apreciación. Con efectos especiales imponentes y las partituras musicales de Hanz Simmer, que también tiene dentro de sus créditos a Batman, Inception es una joya y una grata sorpresa que nos hace recuperar la fe, ante tantos bodrios mostrados en las salas producto de la huelga de escritores de hace un par de años.

Explora la relación tormentosa entre los protagonistas Dom y Mal, un apego enfermizo y que cuestiona esa necedad tan humana y aburrida de mantener vivos recuerdos que a la larga nos perjudican y en este caso pone en peligro la misión.

Imposible revelar más detalles. Si puedo mencionar, que la vi dos veces. Y con la segunda vez quedé convencido de mi apreciación inicial. Corra a verla como si lo persiguieran en los sueños.

Las almas cantantes en pena

El documental "Vidas Ambulantes" nos revela aquello simple y sencillo que por su belleza no es visible al ojo humano: La hermosa miseria. Aquella constante lucha por vencer el día a día. Nos cuenta esa dualidad de tercer mundo que solo países como este se viven. El viejo conflicto de hacer lo que se tiene hacer para sobrevivir contra hacer lo que te gusta y vivir mal pero satisfecho espirtualmente.

Vidas Ambulantes explora las circunferencias de la urbe chapina para mostrarnos a sus protagonistas que en los últimos atardeceres de sus vidas llegan a los restaurantes a regalarnos una canción como muestra de talento.

Su gran mérito es despertarnos esa curiosidad por lo cotidiano y sus personajes lúgubres que todavía se aferran a su alma artística. Mostrarnos que hay una realidad afuera del carro y que pesar de todo nos dice, con un abrazo, que la vida es así: Una lucha sin fin. Esa lucha digna que cuando arranquen los primero acordes de las Golondrinas y en el lecho de muerte, tenga unos pelos en la mano, sonría por haberla salpicado de sangre. Que esta vida cruel, me deje con una sonrisa luego que en la espalda le caiga un moco tiezo que le tiré mientras le dejaba el dedo medio extendido y suelte el último suspiro. Muy recomendable.

De Filgua

Satisfecho con mis compras de libros. En artemis compré El Evangelio del Amor y Crónicas e Impresiones de viaje de Gómez Carrillo. Les hice su agosto a Catafixia y a Vueltegato. Ya en mi estante de poesía están los libros de Maurice Echeverría, Vania Vargas (cuentos infantiles, que me gustó altamente recomendable), el experimento literario de Alan Mills. También compré el de Alejandro Marré, Luis Alejos y Pablo Bromo; poesía con altas dosis de intensidad.

Compré más libros de poesía, no sé ando en busca de inspiración divina y uno que otro sentimiento. Como si me llamara encontré una antología poética de Luis Cardoza y Aragón. Encontré el libro de No somos poetas de Carolina Escobar Sartí. Fulminante poesía, directa, intensa y devastadora. Me lo firmó y eso me emocionó más. Encontré Diarios de Aprendices de César Brañas y para no olvidar el periodismo, una recopilación de reportajes de cine de Raquel Peguero llamado Humo en los ojos. Y don Julio Prado que como acto de bondad me regaló su libro Satanás cabalga mi alma que me lo leí en una sentada. Con la dedicación correspondiente y como siempre el encanto de su narrativa no deja de envolverme en su mundo. La mayoría ya los terminé de leer y eso me sigue animando a comprar más.

jueves, 29 de julio de 2010

COMO DESTRUIR A LOS ÁNGELES


El nuevo experimento musical de Trent Reznor es publicado en este blog como la palabra de Dios. How To Destroy Angels es la nueva propuesta. La cantante es la esposa de Trent Reznor, Mariqueen Maandig. En la alineación también está el productor y compositor Atticus Ross que ha colaborado con Reznor en discos como With Teeth, Year Zero, Ghots I-IV y The Slip. (También compuso la música de The Book of Eli). Rupert Sanders quien además es el director del video The Space in Between es también el diseñador de la portada de HTDA. Su primer sencillo, de seis que contiene el álbum es "A Drowning".

El concepto visual de The Space Between es aterrador y dramático. El escenario: la atmósfera que queda después de una aparente pelea a muerte entre una pareja; pero la cosa va mucho más allá. Imágenes que nos ven a nosotros y esperan que hagamos algo. Es imposible no dejarse atrapar. La fotografía nos abstrae de tal manera que cuando regresamos a la realidad, nos sentimos en completo destierro, defraudados y en total horror. Las letras son como un virus que muerde y muerde y no advertimos su daño.

THE SPACE BETWEEN



A DROWNING

Letras resignadas. Como un féretro a punto de caer en una cascada de fuego. Y en la caja se escuchan los últimos golpes de una carroña que intenta saltar al agua resistiéndose a aceptar su destino.



El disco salió al mercado por internet el 1 de junio de este año. El tercer sencillo es "The Believers". Voy a buscarlo en Taringa.net. Gracias señor corresponsal de Noticias para Dios por la sugerencia.

martes, 20 de julio de 2010

TRENT REZNOR: ¿EN QUÉ ME CONVERTI?


La integridad es irrisoria. Todo hombre tiene su precio. Vendo humanos por MI bienestar. ¿Qué importa? ¿A quien le importa?. Aquellas promesas o ideales guevarezcos de injusticias, luchas utópicas, el "todos somos iguales", pero valemos una moneda. La traición justifica la sobreviviencia. Tengo que cuidar a los míos a costa que otros vivan en eterna agonía. ¿Cuál conciencia?. Sé que puedo dorimir más de 1 hora sin despertame, sin alcanzar la psicosis. ¿Álguien vendrá por mí?... un día de estos y no será pronto pero el día, se acerca. Trent ajusta cuentas con la triación, el mayor daño cuyo empate es la VENGANZA, como una ira divina que cae como lluvia en día de sol.

Y están aquellos que a pura pizotón se elevan como ángeles que imparten justicia sobre los demás inválidos y que los obligan a seguir sus órdenes. Si no tuviéramos que comer u obligaciones, ¡existiría la responsabilidad, acaso el Karma?. Algunas cosas que dije que no haría, vuelven a perseguirme. Envuelto en un torbellino oscuro, sin fondo, en la nada, ahí viviré. Sin ningún remordimiento pues la traición es el valor más profundo que definió mi vida. Reznor grita a la más cara de las derrotas: a la traición humana, infinita, bastarda, celebrada y por hoy, el valor monetario que predomina. ¿Qué mirarás el día que enfrentes tu espejo?

THE LINE BEGINS TO BLUR (With Teeth 2005)

Aquello que dijimos que nunca haríamos. Aquello que se convierte en realidad. No somos lo suficientemente fuertes para salir adelante con el tiempo y queremos que el dolor se detenga ahora. La debilidad y el dolor aprietan el botón de la desesperación y ella tiene sus propias formas de reaccionar violentamente. Nos perdimos y ya no se puede volver.



THE HAND THAT FEEDS (With Teeth)

Está bien para los conformes que se tragan todo. Los que no nacieron con ningún talento natural y obedecen porque el miedo es muy grande. Aquellos que no dicen ni hacen nada. Suspendidos en la mediocridad de la rutina. Así no más, pasándola. Y cuando todos caigan y te quedás solo. Te vas con la mirada al suelo o hacés algo. Es mucho pelear cuando nunca se ha tenido algo que defender. El espejo ni siquiera te refleja. Sólo espero que aguantes sobre tus rodillas para siempre. Sólo así sobrevivo, dice...



HURT (The Downward Spiral 1994)

La pregunta del final que debió llegar al principio. El eterno reproche. Intentar recuperar la humanidad. Solo para saber qué se sentía. Recuperar la dignidad en los lugares más oscuros y pasajes más turbios y estados mentales dispersos provocados por uno mismo. Como si el dolor expiara los pecados. La mierda no limpia la suciedad. No hay nobleza ahí. No se crea un ideal cuando se ha vivido de migajas. Consúmete en tu necedad.



HEAD DOWN (The Slip) 2007

Regresa la negación. Intento saber quién soy o qué me convertí pero el reflejo no miente. Aterrorizado intentás recuperar en un parpadeo y respiración profunda lo que te imaginás que fuiste alguna vez. ¿Cómo te podrás soportar? No sos lo suficiente para ver a alguien a los ojos.



BONUS TRACK: IN THIS TWILIGHT (YEAR ZERO)

lunes, 12 de julio de 2010

ESPAÑA EL CAMPEÓN TUERTO; URUGUAY GRAN CORAZÓN


Me viene a la memoria mundiales nefastos como el de Korea-Japón 2002, Italia 1990, y EEUU 1994 por la pobreza de fútbol y ahora Sudáfrica 2010. Cero espectacularidad, nada de propuesta futbolera, y salvo algunos chispazos la cosa fue deplorable, lleno de fútbol efectivo y partidos mediocres. Las decepciones de este mundial, Italia, Francia, Brasil y Argentina, entre muchos otros. Los descalabros fueron producto de no saber jugar a ganar. Uruguay la gran luz del oriente; Alemania que cuando jugaba era una joya; Holanda que aprovechó todos sus momentos; y España que al final cumplió (¿a medias?), el fútbol que queríamos ver. Y el arbitraje que se convirtió en el villano de la copa y que eliminó a diestra y siniestra jugadores y equipos; marcó faltas inexistentes, fueras de lugar y anuló goles legítimos. Sólo con las manos que no se marcaron se hace una tesis. La de Luis Suárez en el partido de Ghana es para el debate. Si la mano de Dios fue celebrada, ésta tiene las mismas características. Trampa o genialidad, esa es la cuestión.

Si a milagros vamos los mejores partidos y más emocionantes se lo disputan los ibéricos y los orientales. Uruguay fue la sorpresa del "underdog". Forlán los guió como general heróico al que le serán construidos monumentos, libros de historia serán actualizados. Ahora le toca al fútbol uruguayo seguir edificando y nutriendo lo que tiene hoy. España, por su parte, los mejores años de fútbol se vienen y grandes jugadores canteranos están por descubirse. Por Del Bosque me alegré mucho por él después del destierro de Benito Floro.

Pero a lo que vamos. El enemigo que se viene es el mentado "fútbol efectivo". Ese concepto tan cobarde que es el que tenemos a la vuelta de la esquina. Jugar a no ganar y destruir esquemas solo por el hecho de no tener nada en la cabeza y esperar un contragolpe; porque destruir es más fácil que hacer. El que es paciente y juega a ganar, gana y es así de simple; todo se reduce a valores primarios. De ahí vienen estrategias y jugadas a balón parado. ¿Pruebas?, ahí están las selecciones de España, Alemania, Uruguay y Holanda. Los mejores dramas del fútbol dignos de novela fueron España y Uruguay. Goles de infarto, garra, juego, corazón, lágrimas de alegría y tristeza. Dos caras de una moneda de oro que si la cargamos de un listón, tanto uno como el otro muestran esas cualidades del fútbol tan necesarias que refuerzan nuestra fe y gozo por el bendito fútbol. El bien siempre triunfa aunque 23 alcancen la gloria y más de 400 mueran.

martes, 6 de julio de 2010

MISCELÁNEA 14: SIN NADA Y CON RUMBO


Ando aburrido y ocupado, y lo peor, es que la cabeza me pide conocimiento pero la ansiedad me mata las ganas. Es la primera vez que camino tan separado de mi. Hago las cosas mecánicamente pero con mucho ánimo. ¿Qué será? No me lo explico. No sé qué me mueve pero voy a algún lado. Ojalá y me alcance pronto porque sé que me voy a perder de muchas cosas.

Del Mundial

El desasosiego este, me impide escribir del emocionante fútbol. Con Argentina fuera, digamos, que no sirve de mucho ver la copa mundial pero me gusta el fútbol (o futbol ambas aprobadas por la RAE), y no me obligo a ver el deporte rey. Alemania me ha regalado las mejores jugadas hasta el momento. A lo mejor es la decepción de Argentina. No... ojalá fuera así de fácil. Hay cosas más importantes.

De hoy...

Es de noche y mucho calor, y en el cuarto se respira una densa ansiedad.

Sin ganas de escribir.

Pero me gustó cómo me quedó el blog upgrade que le dí a la página. Bueno a mí me gusta. Talvéz por eso escribo, por mera obligación.

¿Dónde andaré?.

martes, 29 de junio de 2010

UNA GUATEMALA DE SUSPIRO

Según el video, sí existió. Muy lejana, sola y confortable era la ciudad. Talvéz algunas cornisas de edificios recuerden aquellos días que les pegaba el sol de frente y que hasta ahora, solo recuerdan herrumbrosas, sin dientes y con la boca cerrada cuando la soledad era lo cotidiano y la tranquilidad una regla. Donde lo poco era lo normal y la limpieza, mostrada de algunas calles, era envidiable y sana. El fulgurante azul cielo era testigo de nuesta vida, hasta cierto punto, ordinaria. Pero lo que presentan es un pueblo que ya no existe y que en su lugar está una metrópoli inundada de edificios, mierda y hoyos. Mejor ahí la dejo. Admiren.



Uno de 1947 es excelente. Les dejo el link

http://www.youtube.com/watch?v=3Tq_GxCFV9w