martes, 6 de abril de 2010

GN'R: USE YOUR ILLUSION II POMPOSO, SOBREPRODUCIDO; EL MEJOR


Imaginémonos en el viejo oeste. Sólo síganme. Nos ubicamos en un bar cuando entra un tipo. Tiene la pinta más arrogante que hemos visto. Ni siquiera llegamos al pecho después que lo despreciamos con una mirada de abajo para arriba cuando descarga sus balas contra un pobre comensal y le desfigura la cara. Tragamos saliva mientras ríe sin control y se va en su caballo. Veinte minutos después entra otro pistolero y con un balazo mata a dos personas. Alcanzamos a ver su mirada penetrante e intensa, todos huyen del lugar y nosotros esperamos la siguiente detonación en medio de nuestros ojos. Asustados de la experiencia escuchamos todavía la risa del primer asesino que mata sin piedad. Pero la justicia llega y no sabe que al final de la próxima montaña le espera, sentado en una piedra, el áustero asesino que prepara una bala que acaba de mojar en cianuro. -se dice- Con esto será suficiente. Todo se cumple. Después de la detonación, el asesino ve al psicópta agonizar y le despide con una mueca como diciendo "qué facil fue". Espera a que muera y se va disparando sus nueve balas al aire. Ambos son hermanos gemelos pero fueron criados por separado. Una visión así es lo que significa el Use You Illusion II. Rock intenso, puntual en sus acordes, todo está calculado y cuando ve una oportunidad para glorificarse de sus logros puntuales, se destapa y explota. Y supera al primer hermano como si nada.

A diferencia del número UYI I que es rock con letras mayúsculas, el UYI II tiene fuerza e intensidad. Aunque por momentos son acrobáticos e hinchados ya que incluye todos los instrumentos habidos y por haber. Es de extrañar que no tiene mucho de orquestación o arreglos sinfónico; es más crudo pero refinado. En sus letras encontramos lapsos de posiciones políticas, escupidas a medios masivos, un poco de letras devaluadas , etc. Es obvio que este disco está dedicado más a fanáticos de la banda porque su sobre producción puede chocar y a veces es mejor adelantar la canción o apagarlo.

Civil War: La voz vieja femenina que se escucha es en verdad la de un hombre. Es del actor Sthrother Martin mejor conocido por su papel en la película Cool Hand Luke de 1967: "What we've got here is failure to comunicate". La guitarra nos situa en el oeste y el silbido casi me lleva a The good, the bad and the ugly. Rose musita: Look at your young men fighting / Look at your women crying / Look at your young men dying / The way they've always done before. Si se es joven cuando se escucha esta canción por primera vez, esas pequeñas líneas son suficientes para despertar al furioso idealista que llevamos dentro. Civil War continúa desgarrando y la voz de Rose corta con su alarido a la misma justicia y dentro de nosotros estalla la indignación. Recuerdo haber visto Full Metal Jacket y Platoon, y la furia que me provocó ver a los pobres ir a la guerra. Civil War es una radiografía filosa que retrata con obscenidad esos momentos. Mientras tanto Guatemala sufría de su guerra interna. Me surgieron muchas preguntas. ¿Cómo murió Kennedy?, ¿Cómo sacaron a Arbenz? ¿Porqué los ricos no quieren que todos tengamos dinero? ¿Qué es el poder? ¿Qué es política? ¿Cómo es la política de Guatemala? ¿A donde se fueron todos los que quería paz? Extrañamente la canción respondió todas mis preguntas. Rose pasó de rockstar a Gurú, un Buda, acaso un Profeta. ¿Whaz so civil 'bout war anyway? La canción se toma muy en serio. No se maneja un sarcasmo que la demerite, hay ironía pero está muy bien usada.

14 Years: Izzy dejó a Guns con este testamento. Rose hace los coros. Un rock de taberna con cerveza de barril al lado. La mente maestra de la banda se alejó montado en el caballo con el sol del atardecer de fondo. Trillado, yo sé. Pero no sería nada raro si pasara.

Yesterdays: Buen ritmo. Con la letra nos enteramos que Rose no es muy nostálgico que digamos, sin embargo la canción lo grita a cuatro vientos. El último yesterdays suena tan ñoño que nos hace pesar qué, después de todo, el hombre tiene su corazón... digamos.

Knockin' On Heaven's Door. Al ser un joven puberto y carecer de una cultura musical, esta versión vitaminada del gran Bob Dylan es un arreglo enorme. Tiene lo que la otra carece. Músculo, intensidad y solos de guitarra brutales. La de Dylan tiene dulzura, es íntima y gloriosa. Si las ponemos la diferencia entre ambas en una balanza más explícita encontramos que Dylan la canta desde el suelo y en agonía mientras que Axl tiene puesta la bota en el cuello a punto de halar el gatillo. Depende de dónde te coloqués.

Get in the Ring: nos prepara para el concierto. Creo que Get in the Ring es de las canciones más insulzas y escatológicas. Letras para justificar genialidad y comportamiento errático. Axl, lo sabemos, sos grande no hay necesidad de tirar más leña al fuego. Éste es el exceso superfluo del disco que lo abarata y con qué necesidad si vamos bien. Es como ver a un borracho cavar su tumba.

Shotgun Blues: Como para poner de fondo a la hora de los puñetazos en la barra. No tiene mayor sentido la canción. Relleno de lo más burdo. La necedad del brincón y abusador.

Breakdown: Parece una reflexión profunda pero al final es revolver arena movediza (mierda, decí). Bastante pretensiosa la letra no llega a nada profundo. Tiene sus frases pero se cae.

Pretty Tied Up: A veces se me olvida el gran músico que es Duff McKagan. Parece que toca las cuerdas de su bajo como vigas de hierro. Tienen un sonido peculiar y duro. La leyenda urbana de la canción es que trata de una dominatrix llamada Margot que Stradlin conoció por medio de un amigo. Ambos fueron con Margot y al entrar al cuarto del hotel encontraron a un tipo que estaba amarrado a la cama con una cebolla en la boca.

Locomotive: Creo que Locomotive es un poco más de lo mismo. Letra insustancial y fuerza desparramada por gusto. Es una canción puñetera de 8:42. Nadie te va a decir nada si la adelantás.

So fine: La fascinación por la femme fatale que nos encanta. Si nos subimos al macho... hay que saber domarla. La verba de Rose es interesante para ponernos la piel de oveja. Cierto, hay que ser sensibles para ganártela pero tenemos que estar con las botas puestas para salir corriendo y los marichis contratados y listos para que a la hora de la huída, suene la alarma y se deslicen por los tubos para cantar las golondrinas. (Metáfora Prado)

Estranged: Suprema. Venida de una ruptura. Axl y Ever terminaron su matrimonio con la anulación del mismo. Cuando Axl se lo propone sus líricas mueven. Slash lo acompaña con los solos. When I find out all the reasons / Maybe I'll find another way / Find another day / With all the changing seasons of my life / Maybe I'll get it right next time / An now that you've been broken down / Got your head out of the clouds / You're back down on the ground/ And you don't talk so loud /An you don't walk so proud / Any more, and what for. Grande Slash, sin duda y aquí es cuando resplandece. Revela mucho de la conexión que hay entre ambos artistas. Se hablan en su idioma y se confortan. De las mejores canciones de Guns.

You Could Be Mine: Es la única vez que Matt Sorum suena potente. McKagan y el bajo a lo máximo. Slash aparece como aterrizando. La canción fue un éxito inmediato por sí sola pero aparecer en Terminator 2 Judgement Day la elevó al espacio. Un tanto macha la letra pero el despecho nos hace decir la verdad de las cosas. El puente de un solo golpe de aliento de Rose es lo más trascendental de la canción y luego entra el coro. Parece una montaña rusa.

Don't You Cry: ¿Otra?, Ambas estrofas cantan y es lo mismo, más apapacho a la mujer sufrida dejada atrás. Ufff... No hay nada nuevo qué decir de la canción... Ah canta Shannon Hoon en los coros de ambas canciones.

My World: Industrial y rara. Me recordó Miami de U2 en el Pop, fuera de lugar pero atrayente. Parece Ministry. Guns podría sonar interesante si tocara un par de canciones explorando ese sonido pero sería una tarea para Axl porque Slash no aparecería. Qué casualidad ahora no está Slash.

El Use Your Illusion II. Tiene sus momentos intensos, letras sentimentales y a veces maduras. Pero es mejor no tomarlo en serio nos puede desilusionar. Igual si la historia de los vaqueros de arriba te causó algo pues eso es precisamente lo causan los Illusions. Es rocanrol nada más, aunque a veces va más allá y con eso se queda el fanático. Estremece mentes el Illusion II por su vena popera. Y claro, sus sencillos, rompieron estéreos e hicieron sangrar oídos, en todas partes. Ese es su final último: entretener. Pero el álbum tiene algo más que lo mantiene fresco y eso atrae mucho.

4 comentarios:

Prado dijo...

Tu trabajo debe ser reconocido. En primer término, aprecio la riqueza de las imágenes que utilizas para sintetizar la experiencia que te provoca la música. A nuestra generación, eso le gusta. Somos de la era del vídeo clip, así que asociamos canciones con visualizaciones. Y las tuyas son justas. Nada sobra, nada falta. Y en esta crítica, tenés una entrada espectacular. Coincido con el juicio que hacés de cada canción. Estranged es mi favorita. Salud!

David Lepe dijo...

Prado lo dijo todo.

El Mau. dijo...

Comparto el pensar de Prado... excelente post, tenia razon de esperarlo! Sos grande Muchacho!

El Vigilante dijo...

Gracias amigos. Sé que lo dicen en serio y eso me intimida. Pero escribo partiendo de la idea de lo que me gustaría leer a mí. Lo demás es magia creo.