domingo, 30 de noviembre de 2008

SYSTEM OF A DOWN: Hace 10 años


El éxito comercial y crítico de Follow the Leader de Korn a finales de 1998 y todo el 1999 y parte del 2000, hicieron a un lado dos discos importantísimos, en aquella época llena de hormigas rockeras que fueron pisoteadas fácilmente, aunque algunas se escondan bien hoy. System of a Down y Queens of the Stone Age sacaron álbumes homónimos ese mismo año. Los dos pasaron a ser de culto pero de QOTSA me ocuparé otro día. Recordemos con naúsea ese 1998. Un año oscuro relleno de pop diarréico donde el rock fue borrado del mapa a puro sentón de barbie. Éstos innombrables sin cabeza ni propuesta novedosa no sirvieron para nada. Fuertes escalofríos. Por la puerta de atrás y sin granaderas ni cañonazos y con planta de conserjes aparecieron los de SOAD. Antes se llamaban Soil y el nombre System of a Down salió de un poema que se llama Victims of a Down escrito por el guitarrista Daron Malakian.

SOAD trae a cuestas rock americano y armenio en su ADN con fuertes dosis de TNT. Serj Tankian, vocalista, Daron Malakian, guitarra y vocalista, Shavo Odadjian en bajo (antes manager) y John Dolmayan en la batería irrumpieron bajo el ala de Rick Rubin para crear un disco asombrosamente explosivo.

Las letras son manifiestos contra la guerra, el abuso infantil, el machismo, el peso del dinero para corromper a la sociedad, intolerancia, discriminación, etcéteras y muchos etcéteras más. SOAD se ganó el respeto y la admiración de los fanáticos del Rock Hardcore, y Metalero y escupieron a los happy punks cobardes de esos que abundan todavía hoy como cucarachas. Nü Metal... por favor. Y es que una canción del SOAD basta para volar de un manotazo todo ese movimiento superfluo.

Todo está confabulado para explotar en las 13 canciones. No hay un solo momento de tranquilidad en el disco. Ataca e implora que elevemos al máximo el volumen y que nuestros oídos exploten. La sangre que pueda salir significa que queremos más. Sordera... já, esa la tienen los nu-punketos.

Suite Pee, es irreverente rápida y divertida. Jesus es mujer. La búsqueda del paraíso a través del sexo. Aquí se puede... claro. Know, la rapidez de la batería de Dolmayan es brutal, explosiva, articulada y perfecta. Sugar parece una canción de rock de cumbia con pasajes de Metal y las voces de Serj y Daron pasan por la burla, tosquedad metalera y dejos de un barítono. Mucha locura en 2:33 minutos. El álbum tiene mucho humor. DDevil es hilarante, feroz y directo a la yugular. Stupid people do stupid things, / Smart people outsmart each other,/Then themselves, then themselves, /Then themselves, then themselves. Tampoco te explicás que en 1:43 pueda habitar tanto desquicio.

Soil asombra los rangos de voz de Tankian. Metal rap, alarídos con una indignación que se puede oír a 20 años luz. Todo con un toque armeno y una guitarra armónica que evoca esa identidad del medio oriente. Deslumbrante. WAR? es la más fuerte y violenta emocionalmente. La Guerra para buscar la libertad y salir de la opresión. Antes muertos que esclavos serán... (como dice nuestro himno) para que nos entendamos, pero aquí va en serio. Acompañado con cantos ancestrales de indignación. Que las balas den en el blanco y que la muerte nos traiga libertad. Santigüémonos con un revólver. Que nuestra religión nos limpie. For you must enter a room to destroy it,/International security,/Call of the righteous man,/Needs a reason to kill man,/History teaches us so,/The reason he must attain, /Must be approved by his God,/His child, partisan brother of war. UUUFFF.

Spiders es como la primera parte de Aerials. Aunque es un salvajismo y un insulto para ambas canciones es necesario que nos entendamos. Ésta canción fue de las que más sonó en las radios en los EEUU y pronto les daría un espacio para el Ozzfest del 1999. P.L.U.C.K. (Politically,Lying, Unholy,Cowardly, Killers. La canción que cierra el disco es una escupida tremenda frente al genocidio no reconocido internacionalmente al pueblo armenio y que fue perpetrado en 1915 por Turquía. Revolution, the only solution,/The armed response of an entire nation,/ Revolution, the only solution,/We've taken all your shit, now it's time for restitution.

System no es para cualquiera y el disco te reta a tomar una postura. Te volvés militante después de 41 minutos. Los siguientes discos de SOAD no son tan potentes e irreverentes, acaso insurgentes. Es necesario escucharlo. No se puede uno perdonar, ni permitir tal ninguneo musical.
Foto1: Dolmayan, Malakian, Tankian y Odadjian.
Foto2: Portada del disco.





2 comentarios:

El Aguafiestas dijo...

No generalicés. No todos los happy punk somos cobardes. Jaja.
Mi top 5 de los grandiosos SOAD:
1. Chop suey!
2. Violent pornography
3. Spiders
4. Lonely day
5. Attack

Issa dijo...

Pues... no me gusta tanto este grupo pero ya me entere de bastante gracias a vos! un abrazo!