viernes, 7 de noviembre de 2008

Quantum of Solace: Una clásica de Bond


Empezando 10 minutos después de Casino Royale, James Bond se ve sumergido en una percecución trepidante. La tensión empieza demasiado rápido y no tenemos tiempo ni de saludarnos con el agente secreto. Recordemos que Quantum of Solace es la búsqueda de esa organización terrorista que traicionó a Bond manipulandolo con Vesper la mujer que le robó el corazón y 150 millones de dólares que se ganó en una partida de póker.

Esta misión ahora es más personal que nunca. Bond busca la verdad y quiere revancha. Mr White asesino de Le Chiffre, es apresado por los británicos para ser interrogado. El enigmático terrorista les confiesa que nunca van a saber hasta donde y cuánto está infiltrada su organización en todos los órganismos de inteligencia. La agencia británica descubre una cuenta bancaria de un hombre en Haití que lo liga con un cabecilla de la célula Dominic Greene. Bond conoce a Camille (Olga Kyrulenko), una hermosa agente que también busca su propia venganza y desea asesinar a un golpista que quiere retomar el poder en Bolivia haciendo un pacto con esta célula terrorista. El título Quantum of Solance es traducido como "un pequño confort" que traducido a la película es el consuelo emocional que tiene el super agente y Camille ya que ambos buscan venganza y encuentran en el otro esa unión, confianza y fuerzas para cumplir su cometido. Es una trama básica y solamente la punta del iceberg.

Quantum se desarrolla esta vez en atmósferas más profundas y ambientes políticos de actualidad. Una crónica de acción de un panorama mundial. Las escenas de acción siguen teniendo esa adrenalina que la caracteriza: cruda, real y estrepitosa. Para que sea traducida a palabras cinéfilas y básicas, es como Kill Bill 2. Sin mística claro, solo que aquí la política es la hala las cuerdas.

Vemos un cambio de actitud emocional en Bond. Hay poco humor en la película, la venganza le impone esa ceguera de bestia tras la verdad, sin embargo, vemos cómo se empieza a quitar la chaqueta de ególatra y ahora es un verdadero hijo de puta, asesino calculador, frío, sin humor y menos sarcástico. Todo lo que nos llamó la atención de la primera. ¡Lo que hace el amor de la mujer equivocada!. Como fanático del póker, Casino Royale me fascinó pero pienso que la gente que no le gusta este juego pudo aburrirse con las escenas y no la entendió; ahora me pasó lo opuesto. Es una película que me asombró pero no me cautivó. Las escenas de acción, eso sí, son soberbias. Esta no es un 9 como Casino pero es un 8. Es un Bond clásico en el siglo XXI, disfrutable por ser más cerebral y te intenta atrapar con esos tentáculos invisibles de poderes subrepticios a nivel mundial. ¿Como que ya la vimos?

La canción es interpretada por Alicia Keys y la guitarra de Jack White. Se llama Another way to die.


4 comentarios:

Issa dijo...

Despues de ver tus cometarios y escuchar la rola que esta buenisima, la ire a ver pues!!! que gusto verte ayer... ya viste que si te escribi antes? un abrazo

LuisRo (P*!!!) dijo...

Excelente Allan, me gustó. Buena critica. Como debe de ser una. Ni contás la película y das unas cucharadas que cualquier seguidor del agente 007 tiene que experimentar.
Es una película que nos cuenta la verdadera esencia del personaje. Como las que personificaba Sean Connery y Roger Moore y como te mencionaba ayer, hecha con esa característica clásica del personaje.
Mis congrats to you.

El Aguafiestas dijo...

Gracias compa por la introducción. Ya puedo ir tranquilo a verla.

Alex Peters dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.