viernes, 30 de abril de 2010

THE WALL ¡ALIVE EN BAD ATTITUDE!



The Wall es uno de los discos más íntimos y personales jamás hechos. Un disco doble de ópera rock donde Roger Waters exorcisó todos sus demonios personales que alcanzaron a su banda. Hablar del muro, todavía, sigue siendo un tema obligado entre los fanáticos musicales. Pasará mucho para que alguien pueda decir algo remótamente malo. Por extraño que parezca, su sencillo Another Brick in the Wall part 2, no es el sencillo más entrañable para cada uno de los fanáticos de Pink Floyd, que yo he conocido. El sencillo explotado hasta el cansancio aunque es parte medular del disco, no es el que más alma tiene.

Recuerdo esa primera vez que vi la película en el Canal 5 del ejército, allá por 1992. Me dolió tanto Comfortably Numb. Al encontrar las letras de Hey You, el golpe fue mayor. Young Lust es tan bestial, sexual y pervertida, y grita una soledad tan destructiva. Mother no digamos. El solo de Gilmour y la versión de la misma en la película y que suena a canción de cuna, me hace recordar esas siestas y profundos sueños de niño de 8 en la cama con mi madre. One of my turns la entendí ya con el tiempo y el corazón roto. Esa ardor de no tenerte... Good Bye Blue Sky y por su puesto The Trial. La caricatura de un juicio y una sentencia para convertirse en humano si no es a la buena a la mala con la destrucción del muro y botar cualquier sentimiento de ostracismo tierno y convertirte en un ¡hombre maldita sea!... todos sufrimos ¿Y?.

Lo que vino después fue el mito y la leyenda. Con la muerte de Rick Wright muere cualquier tipo de reunión y nos tuvimos que conformar con esa efeméride del concierto G-8 en el 2005. Ésta noche en Bad Attitude ubicado en la 4ta. calle 5-10 zona 1 se realizará este viernes 30 de abril con 40 pesos de admisión un pequeño homenaje al disco y a la banda.

El grupo nacional Simbiosis se ha dado a la tarea de replicar de una forma precisa y brillante a grupos como Tool y Pink Floyd en una primera ocasión hace un par de años, y con eso ya merecen mi admiración.

Los integrantes Gabriel Lepe en la guitarra, Roberto Soberanis en los teclados, Juan Carlos Dubón en el bajo y la voz además de Fernando Martin como invitado especial y Carlos García en la segunda guitarra, nos harán recordar que los grandes álbums son inmortales y que cantando todo el disco, una magia aparece: talvéz nuestra humanidad. Nos vemos por allá.

1 comentario:

spd dijo...

Pink Floyd... Mis sueños más lúcidos están ligados a ellos y Tool me hace recordar mi secundaria a 170 km/h en un deportivo oyendo AEnima.

¿Dónde los puedo oír?