lunes, 26 de abril de 2010

KOЯN: DESDE LAS ENTRAÑAS DEL LEÓN (Crónica)



Los conciertos son, por estos días, reunión de amigos de otras dimensiones y épocas pre-clásicas; unas que valen la pena recordar y otras que son el mejor momento de la vida. En la entrada vi a varios amigos que preferí no saludar porque, mis amigos ya están cabales. A la espera de entrar y dizque haciendo cola y con un grupo de amigos cercanos, nos encontramos en la puerta del estadio. Entre plática y plática el grupo se desintegró entre saludos, sillas de ruedas, extrañas enemistades y cuando me di cuenta, estaba sola con una amiga y llamando por celular a los demás con la sorpresa que todos ya estaban adentro. Hicimos cola y no avanzó. Hablamos de Guns y la maldita estafa de todoticket. Le conté lo que sabía. El gran robo. De lo mula que es el chapín nostálgico y de su añoranza con Slash y los otros tipos. Yo le dije que ahora Guns suena mejor, que ya viene Megadeth y que el toque en la galera de Mundo E va a ser una mierda. Estoy pensando no ir. Que ojalá, que el chapín idiota de siempre y barato para los vergazos no haga mierda las vallas con tal de colarse de un lado a otro. Adentro comenzó el primer grupo Toba. Entonces agarré a mi amgia de la mano y nos fuimos a buscar donde colarnos. Empezó a hacer ojitos a unos tipos y logramos meternos. Nos saltamos unos 600 ó 700 lugares. Otra vez cinco o seis idiotas estaban tirados en el piso. Borrachos, vomitando en su sueño y listos para que se los llevara un carretero violador.

Entramos. Empecé a hablar con mis amigos del atraso. Extinción estaba en las últimas con su Orange Buda. Estos grupos de aquí, dije a mis adentros. Ni modos así somos. Y yo me colé. Como sea, empezaron a romper la malla de general sur. Y dice la masa de pobres a tirarse de las gradas. Caían como catarata de muñecos de trapo. Los policías zopencos empezaron a tirar gases lacrimógenos; una o dos latas. Después huyeron. Se les acabó. El personal de orden entró a repartir pijazos agarraron a dos como delincuentes y estaban dispuestos a lincharlos. Pero solo los patearon en el piso y se los llevaron en llave de Nelson para afuera del estadio. Apagaron las luces...

4U hizo que levantaran la bandera de KORN. Fieldy, Munky y por último Jonathan entraron a contar cadáveres con Dead Bodies Everywhere. Duros, inclementes, pendantes, antipáticos, héroes, rockstars: Enormes. Dead bodies.. parece el preludio de una muerte muy a lo Freddy Kruger. El escenario se me hizo muy simple me recordó un concierto de Jaguares en el 2002 marzo. Igual no habían más de 8 mil personas. Siempre me pregunto qué piensa una banda cuando viene a un país como el nuestro y unos cuantos solo los vamos a ver.

Need to Korn la toca con mucha desesperación. Sentimos el trauma. El batería Ray Luzier, destruía la batería su velocidad y destreza. Apaleaban más las letras y se respiraba un masoquismo puro. Ni la mariguana ni el MP o Dios podían calmar aquello. Saltadera y saltadera. Body-slammin'.

Coming undone: Las guitarras rugían. Davis se desvivía en una marcha de lado a lado. Movíamos las manos como gangstarockraperos. Un toque queenesco con We will rock you. No era necesaria la bondad pero, hey, gracias.

Here to stay: De mis preferidas. Hay una ansiedad tan desesperada por partise uno en tres millones de pedazos. El video siempre me encantó. La grite: "All those fucked up feelings again". Korn siempre con esos pasajes o puentes oníricos. Elevan la ansiedad. Recordé sus rostros en el agua del clip. Gonna break it down.... Gonna BREAK IT... Luzier entra con ocho brazos. La tarima parece que se cae del dolor.

Falling away from me: Intro sigilosa con un pianito. Lo que hace la cuerda séptima cuerda de la guitarra. Un sonido a sueño antes del corte de la hoz en la garganta. Las guitarras aquí tienen un elemento tenebroso. Le da un toque siniestro y tan inocente. Suenan como abejas gigantes. Beatin' me down beatin'n me , beatin' me... Davis se pegaba como católico.

Oildale: De las nuevas. De querer olvidarse de todo. De sentir el vacío. De sentir el alivio de lo aburrido. Cómo cansa eso de revolver mierda pero sólo eso hay. Hey, soy un perdedor optimista.

Somebody someone: Funky, con un coro como de tren imparable. La guitarra ruge. El "Can somebdyhelpme" suena como un grito desde las víceras del león.

Did my time: Parecía una sesión de terapia grupal. Catársis para 8 mil personas. Éstos conciertos nos hacen pensar que somos mejores. Que nos toman en cuenta. A veces desmoraliza eso de dinero para sanar. Ni la amistad se salva de ese intercambio. Oír al otro puede ser una gran pérdida de tiempo. Oírse uno, no digamos, es aburrido. My mind is laughing at me. Sigo atrapado...

Throw me away: siempre me intriga. Su atmósfera. Parece la caricia de un cadáver femenino. Azul ya ella. Con los ojos perdidos. La batería. Luzier. Qué bueno que no está Silvera. Era tan soso. El nü metal puede tener pasajes industriales interesantes.

Helmet in the bush: Una plegaria para el perdido. Nada se pierde con pedir. Freak on a Leash: la más pop de Korn. Esta canción no la tomo en serio. Unos amigos de la U la hicieron para un video. Y después el video de la bala. A veces no sé para donde voltear la vista. GO es un grito implosivo con los dientes. Las cejas se arquean en señal demoniaca. Davis tiene una capacidad privilegiada de rasgar su voz, que de gutural pasa a demoniaca.

Good God: El scatting que hace en Get tha fuck out of my face. En vivo parece un trueno.

Blind: otra daga. Se tardaron lo que les dió la gana para entrar. ARE YOUU READDDYYY????... Fuck YEAAAA... Por qué no tengo pelo Marley. What if I Should Diiiiiieeeeeeeeee?''. Gracias por pasarme el micrófono Jonny. El rapeo sigue duro. Gritar mientras se muerde. Se despidió.

Se acordó de la gaita. Muchos pensaron que mirarían sus piernas con la falda escocesa. Shoots and Ladders: Tan insigne se ha vuelto ese intrumento de viento retardado. De la escocia milenaria. Shoots es estridente y pesada. Siniestro el concepto de cantar las canciones de cuna. Es como dormir demonios, pequeñitos hellboys a los que se les exigen cerrar sus dulces ojitos a las tres de la mañana.

Clown: Himno del abandono al puño, al abuso. El heroísmo de recibir el golpe. Qué importa. Siempre me asusta esa canción. Hasta donde puede llegar ese sentimiento. Cuántas veces a pasado. Qué putas importa si se pierde un ojo o un diente, una costilla. Siempre me recuerdo del diálogo del principio.

Got the life: Para cerrar. Raperona y rockera. Siempre el video. Sobre el éxito, la opulencia. Salto más salto. sacar todo. La terapia terminó

Tiraron todo lo que podían. Enorme el concierto. De alguna manera no quedé satisfecho. Quería más. Esperaba Thoughtless pero en otra ocasión será. Criticaron a Davis por antipático. Siempre ha sido tímido repliqué. No cayó muy bien la justificación. Davis no es Hetfield. El carisma, de Jonny, sin embargo, es implosivo. Su gradiosidad radica en hacer brillar su dolor. Enorme Korn.

*Fotos de Satanley.:

6 comentarios:

ÓNIX dijo...

Me encantaa Korn...

Recuerdo mi adolescencia... No hace mucho ojo... jajaa

Pero muy buena y rebelde gracias a Korn...

Saludos, buen post...

Prado dijo...

El Ministerio Público no tenía ningún interés en que esa actividad se detuviera o cancelara.

Los colados son ya parte de esta cultura supongo, pero que no termino de aceptar.

Jonathan es enorme. Korn se trata de dolor, como vos bien señalás, no de glamour o agresión infundada. Para eso estaba Guns, que no vino. Lástima.

Yo me quedé con ganas de oír Right Now. O la de Y'all want a Single.

Justa reseña!

Skunk LR dijo...

Si, faltó Right Now y A.D.I.D.A.S
wena tu crónica... me llegás!

Lunatrack dijo...

Korn demostro que si una banda viene a lo que viene pero lo hace bien, se le agradace.

LuisRo (P*!!!) dijo...

Simplemente magnífica amigo. Creo que es la mejor que te has echado hasta el momento. O para mi ha sido la mejor.

David Lepe dijo...

Que chilera te quedó.
Para mí estuvo perfecto, pero me hubiera gustado escuchar las que Julio dice. Saludos.