sábado, 5 de septiembre de 2009

FECHA FIFA: BRASIL SE CLASIFICA A SUDAFRICA, ARGENTINA HUMILLADA


Argentina jugó como niño regañado. Intentó con poco. Cuando no le salieron las cosas, bajó la cabeza y en una jugada insulsa hizo berrinche, reaccionó sin cerebro y a pura individualidad. Brasil seguro y solidario se paseó por el estadio de Rosario como un lector que por primera vez lee un cuento de Cortázar; con cautela, se asombra, respeta y al final le encanta la ficción porque es de la buena. Y eso es Argentina al final: pura ficción. Si nos vamos a las competencias domésticas Argentina es indiscutible, le gana a Brasil. Pero a nivel de Selección la cosa suena a mazo rompiendo un cráneo. Y es que los brasileros en Rosario juegan como en casa. De tres partidos han ganado dos veces y empatado una.

No le alcanza a los albicelestes. Messi y Tévez son corazón puro, y está bonito pero no sirve. Faltan venas, un sistema circulatorio, un cerebro, mucho veneno; y suerte, mucha suerte. A Brasil le salían todas. Sus movimientos son medidos nada de bicicletas, juego bonito, al contrario era un juego muy europeo. Un orden inglés con rapidez española y una que otra falta a lo italiano. Dunga antes criticado, ahora es un seleccionador y entrenador, aplaudido. Los brasileños se movían con contragolpes y tenían chispazos de creatividad. Eran ataques de un tanque y Argentina se escondía como una ardilla en total oscuridad sin ver quién tenía a la par. Y es que de dos cañonazos y mataron el orgullo y dignidad gaucha; después no quedó mucho. Dos jugadas a balón parado y con una defensa de lágrima mataron a Argentina. Llegábamos a los 23 y una falta de tiro libre que cobra Elano quien levanta la pelota, todos salen a cubrir a Kaká, Robinho, Luis Fabiano y el defensa Luisao aparece como salido de chistera y de cabeza fulmina a Andújar, el portero argentino. Silencio en el Rosario.

¿Cómo me voy a enojar con Kaká? Como madridista que soy su juego es mortal; me preocupa Crisitano. El empate de Portugal compromete a los lusos y se pone su clasificación cardiaca. Kaká fue decisivo en sus jugadas de gol. Fue el que buscó, se movió, corrió y todos los verbos iós; no había forma de pararlo. Al minuto 29 y también a jugada de balón parado, el tiro rebota en la barrera, le cae a Kaká que la echa al área pequeña, Maicon remata, Andujar tapa y Fabiano, oportunista del diablo, la empuja para el segundo gol.

Argentina imprecisa sin sabor, sin fuerza, insípida, se fue al medio tiempo preocupada con un Maradona absorto con rostro patibulario. A ver si no renuncia. Al segundo tiempo entró el “Kun” Agüero. Brasil se tuvo fe, siguió esperando y probando con Kaká y a la búsqueda de la endiablada velocidad y hambre de Fabiano. Argentina anestesiado tuvo una reacción en medio de la mesa operación cuando Brasil le quitaba, inmisericorde, corazón e hígado. Jesús Dátolo, ex Boca, sacó la casta y realizó un tiro fuera del área que el portero auriverde, Julio César voló como los ángeles. Se le pasó el efecto de la anestesia muy rápido a los albicelestes. Después vino Kaká, otra vez, y le filtró a Fabiano un pase de cámara lenta, el brasileño la levantó como campeón ante la salida de Andujar y la anestesia hizo efecto hasta la muerte. Argentina falleció como un enfermo terminal. Maradona sacó a Tévez por Milito que también la tuvo pero Julio César la tapó. Alguna que otra genialidad de Messi que no cuajó. No hubo comunión con el Kun, ni con Tévez. Pitazo final del colegiado Ruiz de Colombia y, Brasil enorme y sin complejos, celebró y celebró y cele......

GIOVANNI DOS SANTOS CLASIFICA A MÉXICO

Cuando juegan México y Costa Rica siempre pregunto: ¿Porqué no pueden perder los dos?. Salido de la chapinada. Gio mató a un desconocido Costa Rica que los envió de una patada al cuarto lugar o sea al repechaje. Anotó un golazo y asistió dos veces. Trinidad y El Salvador ya están eliminados Honduras, Estados Unidos y México están fijos.

3 comentarios:

David Lepe dijo...

Gracias por la crónica.
Yo no vi el partido, pero ahora hasta siento que lo puedo criticar.

Lorena Flores-Moscoso dijo...

Viendo el partido a una le daba pena Messi (que se esforzaba aunque claramente nos e veía parte de un equipo), el resto corría de un lado acéfalo y maradona se comía las uñas aderezado por el orgullo. El resto de jugadores tal parecía que en lugar del balón perseguía al habilidoso y guapo Kaká quien era parte del equipo y dio un magistral pase no trata a toda costa de anotar. Dunga, sencillo, aún con su flatop y defensa de medio campo (rudo), guardó la calma y sonreía de meido lado. Realmente se lo merecían. Así que arriba los brasileros.

Andreita dijo...

"y está bonito pero no sirve" +10, sólo pude ver el primer gol de Brasil...pero desde allí supe que ganarían!!!