viernes, 12 de junio de 2009

HUMILDES PREOCUPACIONES DE UN HINCHA DEL REAL MADRID


Emociona y mucho, las contrataciones de jugadores de tal envergadura como Kaká, balón de Oro 2007 y Cristiano Ronaldo 2008. Los pagos de sus fichajes son alarmantes 64 millones por Kaká y 95 por Ronaldo, convirtiéndolos en los jugadores más caros de la historia. Para el fútbol una cosa así, hace vibrar a ese deporte tan malentendido, pisoteado y adorado que es capaz de detener los diarios quehaceres. Sólo el fútbol puede hacer eso; sólo. Con la llegada de Florentino Pérez, otra vez ya que salió en el 2005 por la puerta de atrás, la cosa en el mercado de verano de los fichajes se ha inflado. ¿Quién dijo crisis?. El Real pujará ahora por fichajes de menor cantidad ya que posee dos preciosas gemas mediáticas y pagará cláusulas baratas de jugadores que solo tomarán en cuenta al club blanco y no considerarán un equipo, como digamos, El Barcelona, algo que no lo digo para hacer de menos a los blaugranas.

Éste “Florem Team” llamado por la media españoleta promete ser EL EQUIPO más grande de los últimos años. Promete ganar todas las ligas y premios, lo más importante, llenar las arcas del Real que brincarán por cada euro que produzca todo ese “aparatejo de mechanising”. La máquina de Florentino pretende otros jugadores y al parecer, es muy posible que los consiga y serán Xabi Alonso del Liverpool, Albiol y Silva del Valencia; Ribery, del Bayern, que al igual que David Villa es cuestión de días; Evra del Manchester, y Maicon del Inter.

Valdano hizo declaraciones prudentes a Televisión Española asegurando que Florentino aprendió de sus errores y que ahora lo que interesa es no cometerlos otra vez, sino cometer otros. Por alguna razón parece que la cosa será más de lo mismo. Mencionó también que el Real goza de gran prestigio y que debe mantener esa tradición de tener a los mejores del mundo y destacando aquel equipo merenge de los 50's cuando tenían a Di Stefano y a Pushkas cuando ganaron5 orejonas.

La presión al Madrid es tremenda. Deberán ganar cada partido con goleada y la exhibición de fútbol tiene que ser casi perfecta. Los jugadores deberán entregar todo lo que tengan. No habrá paso para conformismos, mucho menos para que los jugadores se pongan en plan de Divos y, toco madera, prohibido lesionarse. Y ahora con la final de la Champions a disputarse en el Santiago Bernabéu el próximo año, la cosa podría convertirse en una olla de presión porque cualquier título que se escape, se jueguen mal, Dios no lo quiera; será un fracaso y será uno rotundo. La champions parece ser la asignatura pendiente y la que más duele al no avanzar más allá de los octavos 5 años seguidos.

¿Quienes quedarán del antiguo equipo? Casillas y no sé más. Me aflige que ese desfile de millones destruya mi intención de ver fútbol y que mi sentimiento emigre a otras ligas por tanta guerra de televisoras que ahora son filtros de prohibición para ver fútbol. Seguiré claro, viendo al Manchester, al Chelsea y al Liverpool y la Liga Argentina. Espero también que el Barsa no se deje amilanar por esa danza de millones del Real Madrid y continúe con ese fútbol maravilloso que practicó en toda la temporada pasada. Me asusta pero me gusta el Real y su tradición. Uno como hincha solo puede esperar por lo mejor pero hay veces como este caso en que el equipo que uno apoya ya no es el propio.


2 comentarios:

Lunatrack dijo...

eso me recuerda a un equipo que formo comunciaciones hace años,
con las obvias diferencias de plantillas y de calidad,
pero ese equipo decián los fanaticos iba terminar primer lugar a media liga,
y el primer clasico los golearon 4 a 0,
Un verdadero equipo se construye, no se compra

El Vigilante dijo...

Miss Lunis: Si era don Roberto Arzú que querìa hacer el fútbol chapín, TICO. Es difícil eso del tema monetario. Porque cualquiera lo usa para comprar a los mejores. Tenès razón. mucha razón.