miércoles, 3 de junio de 2009

ARRODILLATE FRENTE AL REY CRIMSON… HACE 40 AÑOS…


Es de los bichos más raros del rock progresivo pero es pionero. Según la crítica especializada King Crimson representa lo mejor y lo peor del rock progresivo. Mientras explora y se eleva como un barrilete de Sumpango en1 de noviembre, camino a la grandeza se pierde en interludios musicales y orquestaciones poco útiles que en vez de sumergir al oyente en su universo lo saca de su estado hipnótico por pura gana. Sin embargo In the Court of the Crimson King es considerado como el primer album de rock progresivo.

Definamos qué es eso de Rock Progresivo: se define así porque dentro de su extensa estructura musical fusiona jazz, música clásica y blues. Según wikipedia: El nombre King Crimson (Rey Carmesí) fue idea del letrista Peter Sinfield como un sinónimo de Belcebú, príncipe de los demonios. Según Fripp, Belcebú es un anglicismo de la frase árabe B'il Sabab, la cual significa "hombre que ambiciona". Uno se queda igual.

La alineación de la banda ha sufrido cambios constantes desde su formación en 1968, más que los del grupo rana de Guatemala con todo y sus generaciones. El nacimiento del rey fue en Inglaterra en noviembre de ese año por Robert Fripp y Michael Gales, después se les unió el guitarrista, bajista y cantante Greg Lake, el letrista Peter Sinfield y el compositor Ian Mcdonald. Estos son los originales. Nos tardaríamos años y muchas líneas de gente que llegó y se fue. Es mejor ver a King Crimson como un esfuerzo de músicos para decir algo y explotar su creatividad musical, esto, para preservar nuestra sanidad mental.

El disco entra con 21st Century Schizoid Man y al inicio de la canción empieza un scratch urbano de atmósferas incoherentes. La orquesta hace su aparición y la voz con efecto esquizoide: Cat's foot iron claw / Neuro-surgeons scream for more / At paranoia's poison door./ Twenty first century schizoid man. Después nos introducimos al género en un agujero espacial de total desquicio de instrumentos a veces jazz a un relajo. La batería nos guía y para mientras sonidos chirriantes de guitarras con trompetas elevan la velocidad. Las trompetas nos regresan a la velocidad de la canción. La coordinación de todos precisa y puntual.



I talk to the Wind es una melodía de esas de pradera donde los bambus de la campiña silban y el viento acaricia el rostro. Los instrumentos no se exceden, precisos cumplen las voces son un susurro. I talk to the wind / My words are all carried away / I talk to the wind / The wind does not hear / The wind cannot hear. Los instrumentos de viento son sutiles.



Epitaph es mi canción de lápida. Nostálgica y muy dramática incluso la voz se encuentra a la distancia, sin fuerza, solo murmura: Confusion will be my epitaph./ As I crawl a cracked and broken path / If we make it we can all sit back / And laugh. /But I fear tomorrow Ill be crying, / Yes I fear tomorrow Ill be crying. La música raspa mucho y recuerda a grupos actuales como Radiohead en Amnesiac o Kid A. Yo quisiera estas letras en mi placa: Knowledge is a deadly friendo / When no one sets the rules. / The fate of all mankind I see / Is in the hands of fools. Pero basta.



Moonchild es también tan sutil como I talk to the wind. Un susurro. La voz suena de fondo como un acompañamiento a tus pensamientos. Te integra a un juego. Y esta canción pudiera ser genial si no es por el lapso de 8 minutos de psicodelia progresiva un tanto inútil si no estás en LSD. Toques de batería, toquecitos de piano flatulencias tímidas del melotrón, xilófono, platos. Nos quedamos como esperando algo que nos vuelva a hipnotizar pero no… la cosa sigue así y el bostezo es eterno.



In The court of the Crimson King letras majestuosas que reflejan esa ilusión ir(real) de monarquías y todo lo demás. Ésta canción es la esencial de la banda, lo que es capaz de hacer, su extensión y dimensión. No queda más que dejarse llevar. Tiene un encanto como a flautista de Hamelin.



In The Court… parece que tuviera sus desequilibrios. Salvo ese vacío en Moonchild, es un disco que se disfruta partiendo de que se está escuchando a un pionero de este género del rock progresivo que no es solo Pink Floyd. También existió una realeza anterior.

2 comentarios:

Gotas de Calidad dijo...

Mi canción favorita de los reyes carmesí es elephant talk... es uno de mis conocimientos adquiridos por buenas juntas....jejejeje

Gotas de Calidad dijo...

Ummmm no salió mi nombre en mi comentario...es una cosa del trabajo pero no importa...soy yo...Andreíta Chavez....jejejeje