martes, 28 de abril de 2009

AL FIN LA VI: THE WRESTLER


Esperaba que llegara a los cines pero de plano, no va a venir. Randy "The Ram" Robinson es un luchador que tuvo sus días de gloria en los 80´s. Dejó a su familia por convertirse en un exitoso luchador. Allí en el cuadrilátero es único, el más fuerte, el gigante, el súperhéroe... un personaje inmortal y más grande que la vida misma. En la vida real, imperfecto, un olvidado de la sociedad, con terribles deudas, un pobre diablo que intenta de alguna manera hacer las cosas bien y emular lo que es en un cuadrilátero. Un héroe.

Seguimos a través del lente de Darren Aronofsky a un búfalo, un Mickey Rourke que encarna a The Ram. Rourke lo interpreta como un enorme mastodonte con respiración de moribundo que sangra a cada paso y que no se rinde aunque tenga los días contados. Pero cuando llega la hora de abrir las cortinas se convierte en "The Ram" un tren a 1000 por hora. La película es un bello poema a la vida, a lo que somos, a lo que no podemos renunciar y a lo que nos hemos convertido sin reprocharnos, sin tirarnos limones por el espejo.

Randy intenta ser normal pero luego de una terrible operación de corazón abierto, los años, la fuerte profesión, las drogas el sexo y rock 'n' roll, lo inevitable sucede y colapsa. Le prohiben volver a luchar y eso lo destruye. El ver a otros luchadores acabados en una exposición de personajes clásicos le toma como gancho al hígado e intentará el resto de la pelicula no convertirse en uno de ellos. En medio de todo intenta retomar la normalidad enamorándose de una desnudista (Pam), interpretada por Marisa Tomei y retomar el contacto con su hija. Éstas escenas son las que más pegan.

La actuación de Rourke es como una punzada que deja en agonía; tan conmovedora como ver aun toro cuando cae después de la estocada final. Nos deja al descubierto lo áspero del diamante y somos nosotros que de alguna manera y al ver el resto de la película, contemplamos lo brillante del personaje. Estupenda.

No te asustés si de pronto sentís la necesidad de tomar aire y dejar la película en pausa. A mi me pasó tres veces.


3 comentarios:

Prado dijo...

ya me llamaba la atención, ahora ya me convenció.

David Lepe dijo...

Yo ya terminé de verla anoche. Ala puta, que dura, pero que buena.

El Vigilante dijo...

PRADO: Mirala amigo... de verdad te va a encantar

DAVID: Jodida vos... quedás tan echo mierda que te gusta mucho.