domingo, 14 de septiembre de 2008

METALLICA: ALIVE MAGNETIC


Buena salud y recuperación es lo que muestra Death Magnetic. Viene tarde, aunque tiene una explicación: Metallica ha pasado por etapas de sequedad donde no tuvieron mayor cosa que decir y sirvieron nada más para probar que se podía hacer discos de fácil digestión y con letras pegonas. Load, Reaload y St Anger, fueron álbumes que salieron con una cucharada de Linasa o Metamusil que no ofrecían nada bueno para el fanático o, incluso, un apreciador musical. Los críticos les dieron la espalda y parecía que la cosa no mejoraba. Luego, ese berrinche de Lars de matar Napster echando la culpa al gigante de internet que los discos de Metallica no se vendieran. Para el geek melómano esa dichosa cruzada solo sirvió para destruir más a una banda que se merecía que no les compraran sus discos por ser lo más cercano a un excremento anémico. Imperdonable.

La contratación de Rubin fue lo más acertado. Bob Rock los estupidizó. Rubin les recordó quiénes eran. Demasiado talvez. Injusto es, pues, que Metallica no quiera volver a ser como antes. Músicos de vanguardia. Aquí Hetfield cuidó más sus letras, aunque de pronto canta aburridos refranes como: What Don’t Kill You Will Make You More Strong; pero, vaya pues, se perdona. Volvió a aquel inconforme rebelde que bañaba de mierda al mundo con tal de sanar.

Magnetic no es nuevo en su fórmula musical y por momentos parece que Metallica se copia a ella misma. Incluso hay pasajes que recuerdan a Judas Priest o Iron Maiden. Pero la copia no quiere decir que Metallica no imponga su rúbrica al incluir esa bateria demoladora y los solos bestiales que tanto invocan al trash y que hoy hacen mucha, mucha falta. La comunión alcanzada en Magnetic es el resultado de una sinergía que ya roza los 30 años y Metallica muestra que en esos 17 años en que alienaron a la mitad de sus fanáticos, es cosa del pasado. Sería injusto tratar al Death Magnetic como una firma de paz. El disco vale lo suficiente como para comprarlo, y eso ya es decir mucho. Aunque con la resequedad musical de esta década el "Magnetic", cae bien.

Cada canción tiene un encanto especial y cada una satisface. All Nightmare Long conjuga trepidantes ritmos y acordes fortícismos, ofreciendo solos sin empacho e imposibles. Cynade se impone con un bajo que hace temblar y que se convierte en la columna vertebral de la canción. Hetfield pide suicidio y la presencia de la muerte. Cyanide, living dead inside / Break this empty shell forevermore. Es el canto de muerte de un inválido y se pide con mucha premura, pero ella llegará puntual.

The Unforgiven III
es la tercera parte de la trilogía del mismo nombre. Y el tipo aún no se perdona. Hetfield sugiere un mea culpa se ve a él mismo; la canción deja mucho desasosiego. Su tinte fatalista es grandioso. Forgive me, why can't I forgive me?, reza.

The Day that never comes
viene respaldada con un video en Youtube y es el primer sencillo del disco en donde es evidente esa paranoia de vivir o morir, primero yo y después yo. También hay una canción instrumental Suicide and Redemption que recuerda mucho a fórmulas pasadas. La canción tiene muchos pasajes y cambios de ritmo.

Los 7 minutos por dosis de canción no se sienten. Death Magnetic tiene un ritmos imponentes y trepidantes, letras tortuosas y poderosas que se traduce es un trinfo a pesar de la repetición de fórmula. Es un regreso muy importante como para no escucharlo. Es alguien enfermo que se cura y Metallica está vivo y curado.

4 comentarios:

Gabriel Arana Fuentes dijo...

pues si , pero de todos modos a Metallica se le respeta. Lso discos no fueron tan malso despues de todo. Este àlbum si me gustò y espero tener a la mano la versiòn fìsica. Muy buen disco. Para continuar la colecciòn que dicen

Duff Man dijo...

Concuerdo con Gabriel, son una banda con un credo muy tangible (igual, poner en la misma categoría Load, Reload y St. Anger... no men, para todos quienes vimos "Some kind of monster" sabemos que el espíritu de ese disco fue muy diferente). Ya me dejaste picado para entrarle a este álbum.

LuisRo (P*!!!) dijo...

Creo que, en eso de que se puede hacer discos de fácil digestión y letras pegonas... eso si su madre!
Metallica demostró en ese entonces que se podían vender para ser un producto comercial. y la cagaron. St. Anger ... que es esa m***da!!!
Parecían ser los Sum41 ya de viejos. Para esos años no hay perdón. Y 17 años no se olvidan así de fácil.
Metallica era una de las últimas bandas de rock que quedaban y que... decidieron enterrarlo durante 17 años otra vez, su madre!!

Para mi, este disco es un reencuentro, cuasi una despedida de los escenarios. Solos de guitarra prolongados. Gritos de desgarro de Hetfiel y una batería de doble bombo, es por más decir que quieren mandar un mensaje.
Se dieron gusto en hacer algo que ellos como que querían desde hace ratos. No se sorprendan si deciden decir bye bye después de esto.

Death Magnetic no es una firma de la paz, Metallica tiene que ser Metallica, simple. Y el disco lo llega a ser. Para bien o para mal... no se sabe. Los fans lo decidirán

Ahora la pregunta es, Será que Lars dará permiso para que el álbum se venda por el itunes store?

El Vigilante dijo...

Don Gabriel: Pues los anteriores sufrieron esas bajas ventas los discos fueron muy simples. A mi en lo personal me parecieron nefastos. Tanto que tuvieron que hacer compilaciones y un sinfónico para recuperarse. Creo que esa trilogía puede evitarse pero si es por cultura general, hacelo, pero no es recomendable.

Duffman: Tremendo documental ése. Es un grupo tan querido que indigna que se traten así y hayan desviado tanto de su cauce. Todas las bandas que son fieles a sí mismas no tratan de simplificarse. Al contrario siguen en esa constante exploración. Escuchá el disco. Te va a gustar.

Don Luis:
Mucha tela qué cortar en el tema de Metallica. Esos discos salieron más simples porque ellos decidieron hacer canciones más simples en los conciertos porque las otras se les olvidaban. Creo que allí si flojearon. Lo curioso es que en los conciertos no las tocaban porque los abucheaban. Metallica tiene que ser Metallica siempre... totalmente de acuero y este gran bache entre éste disco y el album negro por lo menos prueba que siguen teniendo esa fuerza. Como te digo mucha tela que cortar.