sábado, 19 de julio de 2008

Batman: Más oscuro


Celebrando el estreno con función de media noche, Batman deja ya de ser un comic común y corriente para convertirse en un héroe de carne y hueso con terribles conflictos y enemigos feroces. Sí, alguien real. Christopher Nolan realizò un banquete fílmico donde pone a prueba al Caballero Oscuro y lo navega en dilemas de valor como escoger entre el amor y lo correcto, le destruye su confianza y fe en la sociedad de Gotham, lo pone contra las cuerdas y lo reduce a un loco millonario que hace labor altruista como un vigilante.

El Joker, éste psicópata que no busca el poder sino solamente placer, es brillantemente interpretado por Heath Ledger, quien basó su Joker en dos personajes como son Alex de la Naranja Mecánica y Johnny Rotten vocalista de los Sex Pistols. Por mencionar algo, "Batman Begins" y "Dark Knight" han sido víctimas del escándalo farandulero que nada ha tenido que ver con las películas, pero sí, con sus actores y actrices. En la primera, La Katie y el Tom Cruise en su extraño idilio, y ahora la trágica muerte de Heath. No sólo la trama sino que también la realidad patean a Batman y esta vez no fue la excepción. Incluso la gente de Ciudad Gótica lo culpa de la muerte de policías y demás servidores públicos que son asesinados brutalmente por The Joker. Es así que el Caballero Oscuro se embarca, con la ayuda de la policía, a capturar al payaso terrorista ya que nuestro héroe no tolerará de la difamación, ni los chillidos de Nicholson, que expresó su malestar ya que Ledger no le consultó sobre cómo hacer al Guasón, en la primera de Batman de Tim Burton. Todos quieren algo fuera y dentro de la pelicula.

El Caballero Oscuro tiene escenas complicadas de acción, tremendos diálogos entre Michel Caine, Morgan Freeman, Christian Bale, Gary Oldman y Heath Ledger. Para muestra, la escena de interrogación entre Batman y The Joker es un reflejo del dilema de "todo depende con el cristal con que se mire". "You are a freak like me", "What would I do without you". Un par de líneas que la mente retorcida del Payaso intenta inyectar en su archienemigo. El drama entre buenos y malos es bastante intenso y nos afecta. De pronto no sabemos en quién confiar y esperamos que Batman cumpla con ese deber divino de super héroe pero hasta él fracasa y la confusión es presa de todos.

Harvey Dent es un fiscal que lucha con las leyes en la mano y es víctima de la persecución de mafiosos y hasta él es corrompido luego de su desfiguración traumática y horripilante. En su fragilidad y rencor es tentado por The Joker y fácilmente convertido en un villano aunque su importancia en la película no fue aprovechada al máximo. Aaron Eckhart cumple con una actuación memorable en comparación con su antecesor Tommy Lee Jones. No se podría esperar más de él.

Algo interesante de estás películas de super héroe es la búsqueda de sentimientos más profundos centrándose en traumas y sin los clásicos flashbacks. The Dark Knight les gana por mucho. Nolan le quita cámara a Batman como Burton hizo con Nicholson y eso se agradece. La música es brutal y mantiene una gran tensión que nunca hace descansar al espectador. Un gran éxito, sin duda y una nueva forma de hacer cine de superhéroes de ahora en adelante.

2 comentarios:

Duff Man dijo...

Otro nivel de peli, vos, otro nivel...

El Vigilante dijo...

Así es amigo. Te cuento que la fui a ver en IMAX dos veces y espero verla una cuarta vez la próxima semana. De verdad es algo que se tiene que ver en IMAX.