martes, 22 de diciembre de 2009

DESDE LOS 80: 5 DEL CANAL 5

Cultural y educativo decía y apostillaba con vos grave y eco gutural el locutor. Un cinco en un fondo azul cielo con el Gran Jaguar delineado y un ave quetzal remontando su vuelo. La gloriosa institución del Ejército de Guatemala tenía a su cargo tan extraño canal que se convirtió en uno de culto. Apenas si se veía en la capital con sonido de una bocina (monoestereo). Los chafarotes (ejército o con el mote famoso de un solo golpe al caite) lo utilizaban para incluir sus himnos a la gloria de servir y defender a Guatemala. Recuerdo los promocionales del Afolfo V. Hall y aquella gloriosa película que hicieron sobre Justo Rufino Barrios en la batalla de Chalchuapa, cuando cae gloriosamente muerto de su rocinante como un quetzalito sobre el pecho de Guatemala. Guau, qué tiempos. El General, porque ese sí era, murió a causa de una bala perdida dicen, pero muchos historiadores lo niegan. Cerrado el paréntisis histórico y regresando al canal, un buen día dejó de funcionar y nadie se dio cuenta hasta como al mes.

Tenía unas franjas del médico en su casa y un programa de videos tropicales donde pechugas danzantes y nalgas poderosas, se meneaban con los merengazos tropicales (creo que así se llamaba el programa) que encantaban a propios y extraños. Reduciendo un poco más la ecuación, el canal era interesante porque pasaba caricaturas y las mejores, reflejaban ese espíritu de la institución. Vamos, que tenían que hacerlo porque sus valores descansaban en la disciplina, el honor y la patria. Y eso querían inculcarlo a críos como los de mi generación. Rondaba entre los 7 ó 10 años cuando era fanático del canal. Me levantaba con el himno nacional y después una canción del ejército cuya primera línea decía: "Soy soldado victorioso, del ejército valiente". Claro, el video era espectacular con unas tomas de la ciudad superiores a las del INGUAT, además de ensayos de guerra y marchas cívicas. Había esa inquietud en los de mi generación de querer volvernos soldados, algunos querían ser Kaibiles. Hasta guerritas jugábamos y salíamos a barranquear con nuestras armas de asalto. Fue toda una cultura. Varios de mis amigos de colonia clase media, ingresaron al Adolfo V. Hall para graduarse en la Escuela Politécnica. Otros fueron expulsados porque eso de la disciplina militar no era lo de ellos. Tuvimos un cuate que quiso ser paracaidista pero lo vergueó un instructor y lo expulsaron; él quedó traumado. Corría por toda la colonia entonando los himnos de entrenamiento. Le negaron su reingreso pero él siguió entrenando 5 años más. Continuó cortándose el pelo como un soldado raso. Y quién no se iba a traumar si desde pequeño nos ponían caricaturas tan ilustrativas de los valores militares como los videos que les presentaré. Hay un montón claro yo pongo las que vi en la franja de 7 a 8 de la mañana.

El Quijote de la Mancha. Cierto el que lee mucho se vuelve loco por lo tanto mejor volvete soldado e ignorante, o pobre en su defecto.



Ruy el Cid Campeador. "Porque yo también tuve una infancia" decía el mensaje de la introducción del anime porque si surgió uno en España porqué no podría surgir uno aquí además de Adolfo V. Hall.



El Rey Arturo y los caballeros de la mesa cuadrada
Un tanto burdo los dibujos de la caricatura, sin embargo, era divertida. El caballero negro era un zopenco y el mago Merlín era fantástico.



Si a toda esta influencia militar le agregamos algún desliz, la peor huecada era Banner y Flappy. La historia de dos ardilla jóvenes que se enamoraron. Una serie de aproximadamente 25 capítulos -no recuerdo con exactitud-, que se desarrollaba en una selva a punto de ser destruída por el hombre. El episodio de la muerte del abuelito Búho ha sido de los más tristes de mi niñéz. Nunca una caricatura me había hecho llorar. (Después Remy, pero esa es otra historia).



Y claro el panfleto del Soldado y la carta de la hermanita que le escribe. Siempre memorable escucharla. A todos nos recuerda de tiempo mejores cuando los capitalinos nos sentíamos protegidos por tan enorme institución. La canción marcó a una generación. Es imposible no cantar la canción. Quién era la niña que la cantaba continúa siendo un misterio. Talvés la desaparecieron.



Sería una gloria tener el video original pero ni modo conformémonos con ésto.

6 comentarios:

Skunk LR dijo...

estimado, creo q este ha sido tu mejor post de la historia del fuckin time.... felicidades!
Ps. Dejame decirte que yo también lloré con el abuelo buho, pero no fue la primera vez... ya me habian hecho mierda con la muerte de Mazinger, que fue un par de años antes. jajajajaja

El Vigilante dijo...

Mi querido amigo Skunk, más que agradecerte te acompaño en tu dolor lo Mazinger tampoco tiene nombre. La mara no se da cuenta de lo jodido que fue ver cómo destruyen a Mazinger. Tremendo cataclismo ese

Mario Cordero dijo...

Creo que el Rey Arturo está bien en esta lista, pero creo que sustituiría algunos por "Cajón de Juguetes" y por "El hombre y su mundo", dos de los mejores programas educativos. También elegiría (por pura nostalgia, no más) la versión pura mierda, entrecortada y con mal sonido de "La Guerra de las Galaxias", y, por supuesto, la canción del soldado, a huevos.

Bueno post, trajiste buenos recuerdos.

Lunatrack dijo...

y que me decis de la lucha libre,
si la pasaban alli verdad

Lucy dijo...

Hola tengo una pregunta, habia una serie que era de un principe que se enamora de una plebeya y viven una historia de amor, alguien sabe como se llamaba esa serie. Gracias

Anónimo dijo...

que buen blog , recuerdos de mi infancia con el canal 5 , pues no habia cable ..