lunes, 16 de febrero de 2009

El SAR DEL CINE: Primer contacto


RAAAMIIIIIIREZZ. Y desde ese momento quedó implantado que cada quien se llamaría por su apellido. Fue una soca que me puse en la fiesta de cumpleaños de David por allá en el 2001. Hay un video de ese momento. Fue hasta el final de la de carrera de comunicación que pude considerar a Sergio Antonio Ramírez como un cuate. Era muy fugaz... me explico.

Era difícil. Andaba con prisa siempre, impulsivo y no se podía platicar con él. No era una persona flexible. Eso sí, fue nuestro dealer de películas. Trabajaba en la desaparecida tienda de discos Magic Maker como dependiente. Tenía el suficiente tiempo para ver películas y decir, con propiedad, cuales eran buenas y cuales eran malas. Su postura siempre era recia y no aceptaba gustos personales, insisto. Yo era igual sólo que con la música. Sus gustos me parecían muy campesinos su grupo favorito es Rush (canadienses ¿tengo que decir más?) y Manu Chao. Cuando le hablaba Pink Floyd sacábamos las garras cual Guepardos.

En cuanto a cine lo escuchaba como si fuera un acólito en su primera misa; infundía demasiado respeto y por eso desconfiaba, aunque sabía que en el fondo tenía razón. Es que la memoria de Ramírez en cuanto a planos de secuencias es fotográfica. La que mejor me sé es la de De Niro en el Padrino 2 cuando mata a Don Fanucci. Vulgarmente simple pero Ramírez no.

No era de mis mejores amigos en la U. Era especialito, bueno aún lo es. Hacía unas cosas como saltarse cursos o exigía cual sindicalista de la CGTG que lo incluyeran en clases con cupo lleno. Prestaba trabajos y los entregaba, y después se los pasaba a alguien más para que también, ganaran el curso. Me caía mal por eso, tenía una suerte tan hija de puta que me daba envidia. Es de las pocas personas que se forjan su suerte y eso es decir mucho. Siempre se vestía igual. Pantalón de lona azul con camisa polo o una que tenía del mundial de Francia 98 y otra de Alemania. Nunca lo vimos con un suéter a pesar que hacía un frío de la chingada. Bueno... es de Xela y allá hacen unos fríos de la chingada.

En las aulas era de esos nerditos pinches. En las clases de audiovisuales se las sabía todas pero como cosa extraña nunca le conocí ningún trabajo propio. Pudo ser porque la mara era bien mula o de plano no había quien le agarrara la onda. Tenía unas juntas que por eso nadie le hablaba. Aquí entre nos... se juntaba con esos músicos del momento de por allá del 1998 y 1999. Era el vocalista de Golpes Bajos y un cuate que tocaba la batería de un grupo que se llamaba Versus, ese que además salía en unas cápsulas de Pepsi a las 7 de la noche por el canal 3. También había tenía otro cuate que se las llevaba de papito de la U. Todos unos tóxicos de primera. A Ramírez se le odiaba por asociación y por tal razón, no se le tomaba en serio.

Otro de sus delirios es el fútbol. Iba a jugar a futeca religiosamente. Tuvo una fuerte lesión que lo alejó para siempre del futbol americano que es digna de mencionar. Se había planificado desde hace un par de semanas un juego de futbol americano. Las reglas eran de tocar con las dos manos pero todos estaban agresivos ese día. Ramírez se cayó solito en una jugada infantil que en apariencia no había pasado nada pero se levantó y dejó de jugar. Lo llevaron a la enfermería y le dijeron que se había roto la clavícula. En dos meses no lo vimos. Todos nos reíamos de su pequeño infortunio. A pesar de su fractura, hizo todos los trabajos de la U y se los entregó a Lepe para no quedarse atrasado. Ganó todas las clases. Cabrón...

Siempre hablaba de viajar por todo el mundo y conocer chavas. Las Europeas son su deleite y su clara aspiración de éxito. Hasta en eso es muy específico parece un comercial de Adolfo. Ya se internacionalizó. Cual alemán ya entro a Francia y ha conquistado España un par de veces.

Ramírez tiene muchas manías de colecciones a parte de tener muchas películas. Nunca había conocido a alguien que fuera fanático de las ediciones de bikini de la Sport Illustrated, los catálogos de Victoria Secret y Maxim. Los guarda y los cela como si un monje tuviera los evangelios apócrifos. Tiene una colección de revistas de la National Geographic. Hasta las etíopes y kenianas de senos tristes le atraen, no deja santo parado; es incluyente y eso es bueno. Otra colección valiosa es de revistas de fútbol argentino con unas crónicas maravillosas. Nos sirvieron una tarde de aburrimiento para reírnos de todas las muladas que escribían. Está bien enterado de la escena del fútbol mundial. A pesar de adoptar el cine como modo de vida sabe de programas, ligas y movimientos de jugadores. Yo lo podría de Director Deportivo del Real Madrid porque Mijatovic ya la ha cagado mucho.

Fue hasta que terminó la Universidad que ya tuve más conversaciones con Ramírez. Las conversaciones eran relajadas con Pizza y Coca Cola. Teníamos esas pláticas aspiracionales que enamoran. Hablaba de miles de proyectos que nunca llevará a cabo. Son de esas personas que yo defino como: "Cuando las buenas ideas se le ocurren a la gente equivocada". "Fijate que quiero hacer una revista con Luis y el Gato que va a ser de cine, música y cultura de aquí de guate. Le voy a decir a Wendy y a David para que nos echen la mano". Ajá, decía yo, porque ya sabía que naaa de naaa.

Demás está decir que el hombre ha hecho carrera en el cine nacional. De ayudante del ayudante pasó a ser el asistente primero del ayudante llegando a ayudante del Director. Ha hecho varios documentales que nadie ha visto para ONG's. Sin embargo, el hombre ha logrado participar en la mayoría de películas y documentales más importantes dentro del cine nacional de los últimos 7 años. Eso de ser ayudante paga. Ramírez lo tiene todo y su camino como cineasta empieza con su primer corto. Al fin. Se llama "Hoy sí" y se estrenará en el Magic Place de la zona 13 este jueves 19 a las 7 de la noche. Todo se cierra donde empezó, como simple dependiente a cinéfilo y ahora cineasta. Continuará...

*Ramírez tiene fobia a salir en las fotos en la primera porque me la robé de su Facebook. Allí en su clara faceta de ayudante del director haciendo so-so-sonido.
*En la segunda porque pensé que iba a salir pero huyó.
*Y en la tercera... le iba a tomar la foto para el blog pero es más rápido que el flash.
*Gabriela intentó tomarle una foto a Sergio pero como ven la cosa no es tan fácil. Gracias Gaby.

7 comentarios:

LuisRo (P*!!!) dijo...

Ramiiiiiireeeeezzzzzzz!!!! jajajaja bien bien, habrá segunda parte me pregunto?

Wendy García Ortiz dijo...

Mientras iba leyendo, me preguntaba qué jodidos hacían esas fotos ahí, si no estaba Sergio.

Al terminar, me cagué de la risa. Tenés razón; siempre se va corriendo cuando el lente empieza a enfocarlo.

Y sí, sí nos invitaba a esos proyectos editoriales. Es más, hace una semana me hizo otra de esas propuestas!

Skunk LR dijo...

Rush? Campesinos? Jajaja ... Y ntonces que pensarás de mi? Jajaja!!!!!!

El Aguafiestas dijo...

VENDRO TRAPITOS, ACÁ EN EL SOL...
A ver, a ver. El chavo ese no era baterísta de Versus... Versus era bueno.
Yo le sumaría que era quien nos ponía los pies en la tierra. Si alguien lloraba, él preguntaba "¿por qué llora?". Le contestaba "porque cortó con su novio". Él concluía "Ah, yo pensé que era algo serio".
Otra es su Maldito Pegue Arrasador con las extranjeras, que pienso ya es hora que le saque todo el jugo...
Y también le añado que es uno de nuestros y de mis mejores amigos.
Salud!

El Vigilante dijo...

LuisRo P*!!!: Pero claro que sí. Ya lo estoy maquinando. Se me olvidaron varias cosas. Sale el otro lunes. Ya verás. jajaja.

Wendolyn: Es lo bueno de ramírez nos mantiene soñando.

Skunk LR: Nada amigo. Eso de ser bastardo me gusta por eso lo hago.

El Aguafiestas: Yo me recuerdo que se llamaba Versus o era otro?. Ramirez y MP. Jajaja.

El Vigilante dijo...

MP: maldito pegue.

GavilaSavilaMavila dijo...

ajaja, justo la semana pasada intenté tomarle varias fotos durante una cena y no salió ni de chiste, o metía la mano o cabal salía corriendo cual flash!!! Es más, te la voy a enviar para que la incluyás!!